La falla de energía eléctrica en el Hospital General No. 1 del IMSS refleja lo caótico del sistema de transmisión que hay en Aguascalientes, con cables por todos lados y ganchos conectados por los postes, lo que genera problemas y cortos circuitos, y, a su vez, la tardanza en la recuperación de la energía, así lo estableció el presidente del Colegio de Médicos Cirujanos de Aguascalientes, Guillermo Llamas Esperón.

Estableció que cada día la suplementación de la energía eléctrica en Aguascalientes esta más complicada, ya que cada vez en la ciudad son más comunes los apagones en más áreas. “Algo está pasando que debemos analizar y estar muy pendientes: de que si se va la luz en la cuadra donde está la Clínica 1 del IMSS no es lo mismo que se haya ido la luz en una colonia habitacional donde no hay instituciones o sistemas que requieran urgentemente de la electricidad”.

Consideró que para el caso de los hospitales y centros de maternidad debe haber programas de respuesta inmediata para restablecer la luz lo más pronto posible y que no pasen muchas horas de estar sin energía eléctrica, como le ocurrió al Hospital 1 del IMSS que estuvo sin luz por cerca de 7 horas. Afirmó que si bien es un problema multifactorial con responsabilidades compartidas, por más plantas de emergencia que se tengan, éstas están diseñadas para suministrar energía por un máximo de 1 a 2 horas, no para trabajar varios días o todo un día por el alto consumo de diesel. “Los hospitales requieren de energía no para iluminarse, sino para que los equipos funcionen desde los respiradores, monitores, equipos de bombas de infusión para la administración de medicamentos. Un paciente en estado crítico requiere una gran cantidad de energía para su mantenimiento”.

Ante esta situación, dijo que más que buscar culpables, consideró importante hacer un análisis serio y cuidadoso del porqué pueden pasar estas cosas y que cada quien tome su parte para que no vuelvan a suceder. “Es un tema de responsabilidad compartida. Más que criticar, creo que tenemos que aprender la lección, poner de nuestra parte todos: las autoridades, los responsables de los hospitales y los responsables de generar la energía”.