Hasta mediados de 2023 se prevé que se pueda regularizar el suministro de microchips para la producción automotriz en la entidad, por lo que es necesario atraer a las empresas para que se tengan tales componentes en el país y no esperar a que lleguen de China, destacó el presidente del Colegio de Economistas de Aguascalientes, José Gil Gordillo Mendoza.

Tras dar a conocer los resultados del Indicador Trimestral de la Actividad Económica por estados al cuarto trimestre de 2021 por parte del INEGI, donde Aguascalientes ocupó uno de los últimos lugares a nivel nacional al registrar una caída de 3.3%, afirmó que ello se debió a la afectación en la producción que se tuvo en la industria automotriz en la entidad a causa de la pandemia y por la falta de componentes electrónicos.

Apuntó que si bien Aguascalientes tuvo una actividad muy álgida en 2019, al tiempo que no hubo producción por la pandemia, se detona una afectación de la economía sobre todo en la industria automotriz, por lo que comparado con 2021 el último trimestre se tuvo una caída del 13% en exportaciones.

Enfatizó que mientras la industria automotriz no se recupere por completo Aguascalientes, va a seguir ocupando lugares importantes en decrecimiento económico. “Va a ser muy difícil que regresemos al comportamiento de años anteriores. Esa es la reflexión que nos deja”.

Asimismo, dijo que también en la Inversión Extranjera Directa, por primera vez Estados Unidos superó a Japón en 2021 y si bien se han empezado a dar algunos pasos en la diversificación de los sectores en la entidad, todavía no se reflejan en el impacto de la economía.

Ante dicho escenario consideró que las autoridades, sobre todo las que van a entrar, deberán ocuparse en ello más que preocuparse para no quedarnos cruzados de brazos en ver cómo se va nuestra economía de la mano, sino que hay que actuar. “Me parece que estamos dejando que la marea nos lleve, en lugar de paliar el tema de la inflación. Hay temas globales que nos pegan, pero si somos competitivos y productivos en los sectores donde hay desabasto, ahorita la oportunidad está en la atracción de inversiones de empresas que podrían venirse a México para reducir las cadenas de suministro”.

¡Participa con tu opinión!