La avenida Aguascalientes de flujo continuo no cumple con lo que dice la pirámide de movilidad donde el peatón y las personas con discapacidad deben ser la prioridad, y es un ejemplo de lo que no se debe hacer en el Manual de Calles para Ciudades Mexicanas del Banco Interamericano de Desarrollo, así lo estableció el alcalde de la Bicicleta para el Estado, Josafat Martínez de Luna.

El activista informó que los distintos colectivos ciclistas en Aguascalientes forman parte de la Coalición Movilidad Segura México quienes empujaron a nivel nacional la creación de la Ley General de Movilidad y Seguridad Vial que fue aprobada el pasado 29 de marzo por la Cámara de Diputados y que tiene que ver con el reconocimiento de la pirámide de movilidad en donde se reconozca al peatón como prioridad en la infraestructura que se realice, lo cual ya está en la Constitución General, en la Ley Federal de Movilidad y Seguridad Vial, en la Ley de Movilidad de Aguascalientes y en el Reglamento de Movilidad de Aguascalientes. “Estamos muy contentos y ahora esperemos que no quede en letra muerta”.

Explicó que la pirámide está hecha así: el peatón, las personas con discapacidad, el ciclista, después el transporte público, el transporte de carga y hasta el último el transporte privado, por lo que cuando se va a hacer una obra vial se designa primero al peatón y en el caso de las avenidas de flujo continuo como la avenida Aguascalientes no puede ser tal, ya que los reglamentos de la SCT las prohíben e incluso nuestras leyes. “No es una avenida de movilidad al 100 porque nada más es para un tipo de vehículos automotores y sabemos que no va a haber capacidad en pocos años para soportar eso y ya lo estamos viendo”.

Indicó que el Banco Interamericano del Desarrollo creó el Manual de Calles para Ciudades Mexicanas y en su página 57 pone a la avenida Aguascalientes como un mal ejemplo de lo que no se debería de construir porque divide la ciudad, ya que fue pensada para un solo tipo de vehículos y con externalidades negativas como hechos viales, donde no pueden pasar los peatones, se desincentiva el caminar, el uso de las bicicletas y muchos otros tipos de vehículos. “Todos los manuales y leyes hablan de que los flujos continuos no se construyan, debe haber semaforización inteligente para el paso de vehículos, agilizar todo tipo de tráfico de ciclistas y vehículos, pero debe de haber un lapso de detenerse para evitar eso, porque no son autopistas urbanas que dividan a la ciudad”.

Finalmente, dijo que los colectivos trabajan de la mano con el Gobierno Municipal y en espera de quien quede en el Gobierno Estatal para hacer una solución a esa avenida que ya está construida y que sí la hay. “Fue un gasto de 3 mil 500 millones de pesos en los 10 puentes para el flujo continuo que mejor pudieron aplicarse para mejorar el Transporte Público que permita a la gente no usar su auto particular, ahorrar en gasolina, no pagar estacionamientos y caminar un poco”.

¡Participa con tu opinión!