José de Jesús López de Lara

Agentes de la FGE adscritos a la Fiscalía Especializada en Desaparición y No Localización de Personas que se encontraban realizando trabajos de investigación para localizar a un hombre que estaba reportado como extraviado, hicieron macabro hallazgo al encontrar su cadáver en una fosa séptica ubicada en el Rancho “El Becerro”, que se ubica por la carretera federal No. 25, a la altura del poblado de Cañada Honda.
Todo se originó cuando policías de investigación se trasladaron al Rancho “El Becerro”, ubicado en la carretera federal No. 25 Aguascalientes-Loreto, Zacatecas, a la altura del kilómetro 12+000, en el poblado de Cañada Honda, para realizar trabajos de investigación relacionados con la desaparición de una persona del sexo masculino.
Fue a las 15:00 horas, cuando un lugareño identificado como Miguel, de 35 años, los alertó que en un enorme estanque de agua sucia que sirve como fosa séptica, se encontraba flotando el cadáver de un hombre.
Los agentes de la PDI detectaron a la distancia el cadáver de una persona del sexo masculino que se encontraba flotando boca-abajo, mismo que vestía una camisa color azul marino, pantalón negro y tenis negros.
A fin de realizar las maniobras para el rescate del cadáver, acudió la unidad UE-15 de Bomberos Municipales de Aguascalientes, además de policías estatales y la unidad 0513-B2 de la Policía Preventiva de Aguascalientes del Destacamento “Terán Norte”.
Una vez que el cuerpo fue llevado a la orilla, se detectó que ya se encontraba en avanzado estado de descomposición. A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron al lugar de los hechos los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el agente del Ministerio Público de Hospitales y la ambulancia 01 de Servicios Periciales, cuyo personal procedió al levantamiento del cadáver para trasladarlo al Semefo y determinar las causas de su muerte.