Ante un escenario políticamente inestable en el estado, resulta indispensable que las autoridades legislativas y gubernamentales, tomen en consideración que la ciudadanía cada vez es más demandante de transparencia en cuanto a la rendición de cuentas por parte de los servidores públicos, pues “cada vez se pide que el recurso público sea debidamente aplicado”, manifestó el presidente del Consejo de Abogados de Aguascalientes, Eric Monroy Sánchez.
Comentó que hay indicadores de que hace falta mucho todavía para que en el servicio público los funcionarios hagan lo necesario para llevar buenas cuentas en el manejo de los recursos económicos, humanos y materiales que tienen durante su encargo, muestra de esto es que, tanto de anteriores administraciones como de la actual, hay y ha habido funcionarios señalados, denunciados, inhabilitados o siendo investigados.
Sólo por citar hay un ex gobernador, un ex auditor superior, un ex secretario de finanzas y un ex director del IEA que han llevado o están en medio de juicios por no haber hecho un manejo adecuado de los recursos o haber dejado dudas ante la poca claridad en sus cuentas; y ahora también hay algunos en investigación, y los ciudadanos se dan cuenta de ello, por eso es por lo que, comienza a generarse la cultura de la participación y exigencia.
Así como ha habido servidores públicos de primer nivel señalados y otros sentenciados culpables por actos de corrupción, también hay “algunos otros peces pequeños” y esto es indicativo, insistió, “que las cosas no están bien, y el cáncer llamado corrupción seguramente hizo metástasis en otras instituciones que deben de revisarse con lupa, como son la Secretaría de Obras Públicas y el Instituto de Salud, y en fechas más recientes, tras la renuncia al gabinete de su ex titular, en la Secretaría de Turismo y Patronato de la Feria”.
Monroy Sánchez insistió que la información pública debería ser dada a conocer automáticamente, sin la exagerada protección de datos personales, pero principalmente, “rendir cuentas obligatoriamente, sin que se perciba como un favor que los servidores públicos le hacen a la ciudadanía, pues peso gastado debe ser justificado e informado”.

¡Participa con tu opinión!