Sobre los casos de presuntos delitos cometidos en contra de ex trabajadores del Congreso del Estado, por parte supuestamente del diputado Enrique García Lopéz -Quique Galo- y la legisladora Natzielly Rodríguez Calzada, son hechos que no están plenamente comprobados por la Fiscalía Estatal Anticorrupción; en el primero, aseguró que no se tiene ninguna acusación y de la segunda, al haber arreglo con los ex empleados, no fue necesaria la intervención de la Fiscalía Anticorrupción, aseguró su titular, Jorge Mora Muñoz.
A pesar de que los denunciantes ex empleados del Congreso del Estado que se dijeron estafados al obligarlos a comprar un seguro de vida con una empresa desconocida, de la que nunca recibieron documento alguno y sí el descuento por nómina, presentaron la denuncia con folio y número de carpeta, Jorge Mora aseguró que “nosotros no tenemos ninguna acusación que vaya en contra del diputado, ni en la cual se le señale si hay una denuncia por parte de trabajadores que dicen se les obligó a contratar un seguro de gastos médicos”.
No obstante, comentó que ante las supuestas irregularidades “estamos investigando, así como la intervención de algunas personas, pero nosotros no consideramos que haya hechos imputables a estas personas y con base en las investigaciones, la comisión de algún ilícito”.
En cuanto a las quejas mediáticas de ex empleados del Congreso del Estado que aseguraron, se les obligó a comprar una póliza para un seguro de vida, “se habla de la intervención de una empresa fantasma, pero nosotros tenemos que corroborar, porque la empresa pueda no estar registrada en el estado de Aguascalientes, pero pudiera estar registrada en otro lugar”.
Por lo pronto, se están llevando esas investigaciones para determinar si existe alguna irregularidad en esa contratación, y de ser así, será resuelto a la brevedad.
En cuanto al asunto en que se vio involucrada la diputada Natzielly Rodríguez, refirió que hasta donde él conoce -por los medios-, un par de ex colaboradores se dicen afectados porque les solicitó sus tarjetas de nómina para extraer dinero de su sueldo y pagarles directamente menos de lo que les correspondía, “esa apenas empezamos a trabajarla, más o menos hace una semana comparecieron las personas que se dicen afectadas, manifestando que habían llegado a un arreglo y otorgando el perdón a esa querella”.
Con ese perdón, es que la Fiscalía Anticorrupción ya no pudo determinar si existió o no algún acto irregular por parte de la legisladora, pues al otorgar el perdón y como hubo un reembolso, es que no se continuó con la investigación.