El gobernador Martín Orozco Sandoval encabezó la firma del título de concesión, que tendrá una vigencia de 30 años. El proyecto representa una inversión de 2 mil 100 millones de pesos que vienen a reactivar la economía del estado, con beneficio directo para las constructoras locales.

El secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat, reiteró que el Estado contará con una trascendental vía de comunicación que favorecerá a todos los sectores de la población.

La firma del documento dará seguridad jurídica tanto al Gobierno del Estado como al grupo de empresas que depositaron su confianza en este proyecto.

Al señalar que no hay lugar a la complacencia de partes, ni a la discrecionalidad o el abuso de poder, dijo que la concesión contempla la construcción, equipamiento, operación, mantenimiento, conservación y explotación del tramo estatal y federal.

Se incluye el uso y aprovechamiento del derecho de vía así como los servicios auxiliares y el conjunto de actividades que la concesionaria está obligada a llevar a cabo en los términos establecidos.

Los 30 años de vigencia cuentan a partir de la fecha de firma, que es considerada como la fecha de inicio de concesión, y ésta podrá ser prorrogada.

El 5 de mayo del 2021 deberán concluir las obras de rehabilitación, fecha máxima en la que la empresa deberá presentar la Solicitud de Autorización de Inicio de la Operación del Tramo Federal.

El tramo estatal deberá estar listo a más tardar el día 13 de junio del 2022, fecha límite para presentarse la Solicitud de Autorización de Inicio de la Operación. Habrá multas de 70 mil pesos por cada día de retraso tanto en la construcción como en la rehabilitación del libramiento carretero, que habrá de concluir en junio del 2022.

“La concesionaria se obliga a un pago inicial por 220.1 millones de pesos, el próximo día 21, conforme a las reglas establecidas y estos recursos se destinarán a obra pública y sector salud”, precisó Orozco Sandoval.