La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros llamó a la población a no caer en la trampa de ser víctima de empresas fraudulentas que se hacen pasar por instituciones financieras autorizadas para resolver problemas financieros.

Ignacio Villanueva Chávez, subdelegado de la Condusef, informó que es indispensable aprender a ubicar a esas supuestas entidades que son un fraude y sólo buscan estafar a las personas que acuden a solicitar sus servicios, muchas de ellas reparten volantes o flyers en las zonas cercanas a sus oficinas, aunque también se anuncian por medio de periódicos y redes sociales.

Si por necesidad se acude a los despachos de esas entidades, de inmediato ofrecen créditos sin checar el historial crediticio, con pocos requisitos para obtener el préstamo, pero solicitan anticipos en efectivo o depósitos con el argumento de aperturar el crédito o como supuesta garantía. En la mayoría de los casos solicitan un depósito del 10% del monto total del crédito. Cuando los usuarios realizan los depósitos para acceder al crédito prometido, en el mejor de los casos, los defraudadores alegan diversas excusas para no cumplir.

Agregó que normalmente alegan que se debe realizar un segundo depósito por concepto de manejo de cuenta, que el trámite se encuentra en auditoría por parte del Banco, y que el crédito aún no se aprueba pero se hará en un plazo de 72 horas. En otro escenario, la empresa desaparece del domicilio donde se inició el supuesto trámite o cambian sus números telefónicos, de esta forma se quedan con el dinero de los usuarios.

¿EN QUIÉN CONFIAR? Para evitar ser víctima, la Condusef recomendó que antes de solicitar algún crédito se debe asegurar que la institución o entidad financiera esté registrada en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES), y nunca proporcionar dinero antes del otorgamiento de un crédito, ni por concepto de seguro, comisión, gestión o cualquier otro gasto que se pretenda cobrar. Las instituciones financieras reales nunca solicitarán este tipo de requisitos.