El amargamente señalado coronavirus dejará una secuela de ilustraciones en todos los órdenes, principalmente que el gobierno mexicano tardó demasiado en actuar ante una infección que hacía estragos en las regiones de Asia y Europa, por lo que el germen avanzó más rápido que en lograr tener la infraestructura, operatividad y personal necesario en el sistema de salud, lo que aún hoy, a más de un mes de que se hizo presente en el país, el personal continúa reclamando los insumos indispensables para atender a los contagiados.

Igualmente, tomó por sorpresa a la Secretaría de Educación Pública (SEP), que ante la suspensión de labores dispuso reanudar clases en línea sin haber considerado que el 30% de los alumnos en el área urbana y el 70% en la rural carecen de internet, y quien lo utiliza no está familiarizado con la las lecciones a distancia y tampoco los docentes recibieron capacitación para llevar a cabo esta labor, por lo que sobre la marcha se van haciendo las actividades en espera de salir lo mejor librados.

Parte de los niños y jóvenes que no tienen acceso personal al ciberespacio acudían al internet público, pero estos fueron cerrados al considerarlos como “no esenciales”, con lo que sólo quedó el uso de teléfonos móviles o celulares para hacer las tareas.

A doce días hábiles de que se puso en marcha este programa no se tiene la certeza de los beneficios que supone la SEP habrá de dejar, por lo que al final del ciclo escolar tendrá que haber una evaluación real y determinar si hubo avances y cuál fue la respuesta del alumnado ante esta inédita forma de recibir las clases, además de conocer el grado de inequidad en el aprendizaje, de quienes sí cuentan con internet y de los que carecen de el.

En un universo de 285 mil estudiantes de nivel básico, la tercera parte de los que habitan en zonas urbanas no tienen internet y 7 de cada 10 de la zona rural tampoco lo tienen, por lo que deben de ingeniársela para recibir y responder las clases y los cuestionamientos de sus profesores. Aunque es muy prematuro para concretar en qué acabará este experimento, varios docentes estiman que sólo 4 de cada 10 alumnos muestran un grado de avance.

Los pedagogos utilizan las plataformas electrónicas como Schoology y Google Classroom para el cumplimiento de sus labores, en el caso de Google Classroom está ligada a la red magisterial por lo que en su contenido están herramientas de productividad para las clases, recursos digitales para el fortalecimiento de la instrucción, materiales audiovisuales y abarcados curriculares para integrar la función académica.

Es la primera vez que se recurre a este proyecto, por lo que su resultado será una herramienta muy importante para llevar a cabo algunos programas en ese orden, aunque antes de seguir adelante deberá tomarse en cuenta que no todos los alumnos cuentan con ingreso al espacio virtual, de ahí que junto con los distintos niveles de gobierno tiene que considerarse lo que procede para que exista un equilibrio en el proceso de enseñanza-aprendizaje.

PROBLEMA AUDITIVO

Los miembros del Congreso del Estado viven en su elemento, justo en donde tanto les agrada estar, por lo que les resulta molesto que el Instituto Estatal Electoral (IEE) pretenda que regresen a sesionar para que lleven a cabo las reformas inherentes al próximo proceso electivo.

Aunque la beca de que gozan les exige acudir a reuniones en comisiones y a la plenaria, en ninguna parte del reglamento establece que lo hagan de manera virtual, por lo que será hasta que puedan hacerlo físicamente cuando se reanuden los trabajos.

En estas condiciones, no pueden hacerlo mediante el ciberespacio porque no está previsto y para que tenga lugar una modificación tendrían que reunirse los 27, juego de palabras que mientras se desenreda ellos y ellas seguirán sin cumplir con sus obligaciones, aunque eso sí, todos reciben completa su “dieta” (salario), en una clara demostración que hay niveles, ya que mientras en el parlamentos se respetan todas las canonjías, a miles de trabajadores les pagan la mitad de su sueldo, como es el caso de la industria automotriz, y a otros ni eso, que son los que están en la informalidad o laboran para pequeños negocios cuyos patrones no tienen capacidad de auxiliar a su personal.

Si quisieran sesionar podrían haberlo hecho desde un principio, a imagen y semejanza de los legisladores de España, que reúne a los líderes de las bancadas y una parte de sus compañeros en el mismo salón de sesiones, guardando distancia entre ellos y portando el cubrebocas, lo que ha permitido acordar las medidas para reanudar algunas actividades de la población sin que esto signifique el final de la cuarentena, ya que es uno de los países más golpeados por el Covid-19, mientras que la Real Academia Española (RAE) sostiene reuniones virtuales y en las que han participado los reyes Felipe II y Leticia.

Para el Instituto Estatal Electoral es fundamental que lo hagan, al tener en cuenta que la reforma electoral deberá estar lista antes de la primera semana de octubre cuando inicia el proceso comicial rumbo a 2021. El artículo 105 de la Carta Magna señala como plazo 90 días antes de que inicie el proceso, por consiguiente los cambios tienen que estar aprobados a más tardar en junio y de no ser así tendría que emplearse la normatividad vigente.

El presidente del IEE, Luis Fernando Landeros Ortiz, dijo que “estamos pendientes de las decisiones que tome el Legislativo, pues el Artículo 105 Constitucional no maneja ninguna situación que pueda darnos un poco más de tiempo”.

En estas condiciones la pelota está en la cancha de los legisladores, que si quisieran sesionar pueden hacerlo perfectamente en el salón del pleno. Bastaría con que ocuparan las butacas reservadas para el público y así puedan conservar la “sana distancia”. Son únicamente 27 y con el personal de apoyo sería un total de 35 los que estarían ahí y en cuanto a los reporteros pueden seguir la sesión mediante pantallas en la sala de prensa.

Todo es posible cuando se quiere cumplir y en este caso existen las condiciones para que a la mayor brevedad dejen la hamaca y regresen a desquitar una pulgarada de su ingreso.

MANEJO EXTRAÑO

La entrega de apoyos económicos a taxistas careció de la claridad suficiente y lo mismo ocurrió con desempleados, por lo que crecen las quejas de quienes consideran que han sido engañados. De manera particular se quejan de la Coordinación de Movilidad, que fue selectiva a la hora de entregar el dinero a los trabajadores del volante. Uno de los quejosos dijo que a él le hablaron a su celular para notificarle que le darían un dinero, para ello tenía que hablar a un teléfono de ese organismo y cuando trató de hacerlo no le contestan, otro mencionó que quiso hacerlo personalmente pero le informaron que tenía que esperar a que le hablaran por teléfono y aún sigue esperando. Les parece injusta la forma como se hizo la opción de los favorecidos, porque si en movilidad tienen los datos de los operadores lo más simple habría sido que se hiciera por “sitio”, tal como está clasificado el servicio. En tanto hay desempleados que han ido a varias oficinas con la esperanza que los tomen en cuenta, pero el personal que está de guardia indica que no hay nada previsto sobre el particular, no obstante que los medios de comunicación dan a conocer del programa que se ha implementado sin que precise dónde se hará. En cuanto a las despensas, la entrega que hacen las autoridades locales es para ciertos grupos, por lo que quienes no pertenecen a ellos quedan marginados aún cuando demuestren la necesidad que tienen, aun cuando el financiamiento se hace con recursos públicos y por lo mismo no tiene que ser parcial la entrega.