Si bien las restricciones de las actividades económicas vencen este domingo 30 de enero aplicadas a causa del COVID-19, el sector educativo se mantendrá en modelo a distancia e híbrido hasta el 11 de febrero próximo, informó el secretario general de Gobierno, Juan Manuel Flores Femat.

Por su lado, el secretario de Salud, Miguel Ángel Piza, anunció la ampliación de 80 camas adicionales para la atención hospitalaria a pacientes con COVID-19, distribuidas en el ISSEA, ISSSTE e IMSS, y están en espera de otras 39 camas disponibles en terapia intensiva por parte de la Sedena.

La Guardia Sanitaria continuará en supervisión, aunque ahora se enfocará a los lugares de concurrencia masiva, para vigilar a los menores de edad, quienes no acudirán de modo presencial a las escuelas, sólo algunos lo harán de modo híbrido.

Ulises Reyes Esparza, director del IEA, detalló que hasta el momento existen 105 escuelas públicas en la modalidad híbrida, así como 175 colegios particulares que aplican un modelo de asesoría y de acompañamiento presencial, con todos los cuidados sanitarios vigentes en los protocolos, con grupos y horarios reducidos.

El secretario general de Gobierno precisó que las medidas sanitarias que se mantienen son el uso obligatorio del cubrebocas y la sana distancia. Los establecimientos que tenían restricciones económicas podrán operar normalmente a partir del lunes 31 de enero, de acuerdo con sus licencias autorizadas de funcionamiento y las reglamentarias.

Miguel Ángel Piza Jiménez, titular del ISSEA, informó que la intensidad de crecimiento de la pandemia en Aguascalientes está disminuyendo, de ser un alta en vertical ha comenzado a ser una meseta, gracias al decreto vigente que vence el próximo domingo, y que ha logrado el objetivo de que haya menos positividad.

La ocupación hospitalaria ha estado en un incremento moderado, controlable en estos momentos, pero antes de que se vea una etapa crítica se continúa con la estrategia de conversión de camas nuevas en todas las instituciones, donde el ISSSTE tendrá 15 camas más, el IMSS otras 35 y el ISSEA contará con otras 30.

Agregó que la capacidad hospitalaria en el estado es solventable y así se continuará, pero es vital la colaboración de todos los ciudadanos, respetar las medidas, los aforos, los horarios para que no haya pacientes positivos que saturen los nosocomios.

¡Participa con tu opinión!