Claudia Salazar 
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El pleno de la Cámara de Diputados estableció que el ajuste del salario mínimo no deberá realizarse por debajo de la inflación observada en el año previo.

Con ello, se busca mantener el poder adquisitivo del salario mínimo vigente en el País.

“La fijación anual de los salarios mínimos o la revisión de los mismos, nunca estará por debajo de la inflación observada durante el periodo de su vigencia transcurrido”, cita el párrafo añadido al artículo 90 de la Ley Federal del Trabajo.

La reforma fue aprobada con 428 votos a favor y se envió al Ejecutivo federal para su publicación y entrada en vigor.

Manuel de Jesús Baldenebro, presidente de la Comisión del Trabajo y Previsión Social, indicó que con el ajuste se le da fuerza y obligatoriedad al cálculo anual con respecto al índice inflacionario.

De esa forma, dijo, el salario mínimo estará acorde a los niveles económicos y de vida existente en el País, y se ayudará al bienestar de las y los trabajadores.

“Se considera importante y fundamental contar con un salario competitivo, fuerte, digno y suficiente, y que nunca esté por debajo de la inflación observada durante el periodo de su vigencia, para que las y los trabajadores puedan consumir más y proveer de lo necesario a su familia, fortaleciendo la dinámica y el crecimiento económico de nuestro país”, sostuvo.

Recordó que desde el inicio del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador se buscó la dignificación de los derechos de la clase trabajadora, con el aumento del monto del salario mínimo, en especial en la zona fronteriza del País.

Dijo que desde 1980 el salario mínimo ha estado por debajo del nivel inflacionario, lo cual ha impactado directamente en los precios de la canasta básica.

En la reforma, también se aplica una perspectiva de género, citó, porque se cambió la palabra “trabajador” por “persona trabajadora”.

“Consideramos que la inclusión de los términos, persona trabajadora, una o jefa de familia de las y los hijos constituyen avances en la observancia y reconocimiento de la igualdad de género”, comentó el legislador del PES.

La priista Cynthia López Castro mencionó que había un discurso triunfalista del bloque mayoritario, porque las cifras de desempleo indican que en los primeros meses de la pandemia se han perdido 12 millones de empleos formales e informales.

“Todavía queda recuperar el empleo de los 3.5 cinco millones de personas que hace un año tenían un empleo en el mes de enero y lo perdieron a raíz de la pandemia, no le mientan nuevamente a los mexicanos, no quieren ayudar a la gente, este dictamen es querer tapar el sol con un dedo y nuevamente tener una cortina de humo ante los temas preocupantes en este país”, subrayó durante la aprobación de la reforma.