Magdalena Valtierra / El Heraldo

Hasta el momento la Asociación Estatal de Padres de Familia ha recibido dos quejas por cuotas escolares elevadas, la más costosa ha sido de 1,550 pesos, informó su vicepresidente, José Juan Navarro Reyes.

Expresó que han sido mínimas las quejas que han llegado a la asociación, sin embargo, las que han llegado han sido para denunciar que en algunos planteles se adelantan a cobrar las cuotas voluntarias.

José Juan Navarro dejó en claro que las cuotas escolares no deben ser excesivamente altas, sino que, “deben ser de una cantidad adecuada que los padres de familia tengan la capacidad de pagar”.

Asimismo, mencionó que la asociación siempre está pendiente de las denuncias que les llegan, mismas que han disminuido por el periodo vacacional que se atraviesa en educación básica; pero que se trabaja en conjunto con el IEA para visitar las escuelas y entablar un diálogo con los directivos y padres que integran las mesas directivas.

El vicepresidente de la AEPF explicó que a la fecha sólo se han presentado dos querellas; pero se espera que incrementen una vez iniciado el ciclo escolar.

En cuanto al monto fijado en algunos planteles por concepto de “cooperación voluntaria”, Navarro Reyes dijo que va de los 300 a los 500 pesos; pero que en algunos otros planteles se ha querido cobrar hasta 1,550 pesos; “la situación no depende mucho de nosotros, porque es el acuerdo que los padres de familia tienen”.

Asimismo, dio a conocer que los padres o tutores no sólo pueden pagar la cuota escolar en efectivo, sino que también existe la opción de colaborar con trabajos de reparación; “los padres de familia que no tienen capacidad para pagar en efectivo, pueden hacer algún trabajo de pintura, fontanería o plomería en las instituciones”.

Sea cual sea la forma de aportar a los planteles de sus hijos, Navarro Reyes les hizo el llamado a que hagan valer el peso de su decisión dentro de las escuelas, pues han existido casos donde algunos directores buscan imponer la forma de contribución.