Martha Martínez
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Secretaría de Educación Pública (SEP) indicó que para el regreso a clases presenciales voluntarias será necesario que los padres o tutores de los alumnos presenten carta responsiva.

Además se establecerá un esquema de clases escalonadas y continuará con una estrategia mixta que considere el regreso a las aulas y la continuación de Aprende en Casa.

Al dar a conocer las consideraciones generales para las comunidades públicas y privadas que decidan iniciar clases presenciales, la dependencia señaló que para el caso de alumnos menores de edad, los padres y madres de familia o tutores, deberán firmar una carta responsiva donde indiquen que éstos no presentan ningún síntoma relacionado con Covid-19.

“Dicha carta deberá contener cuando menos la fecha, los datos del educando, la escuela donde cursa sus estudios, la conformidad de que sus hijas, hijos o pupilos se encuentren de forma presencial y, bajo protesta de decir verdad, que verificaron diariamente que no presentan ningún síntoma relacionado con el virus SARS-CoV2, tal como puede ser tos, fiebre, dolor de cabeza, agotamiento o cansancio”, indica.

En los planteles de educación medio superior, superior, normal y demás para formación de maestras y maestros, las cartas podrán ser firmadas por los propios educandos.

En caso de no ser entregadas, agrega, las autoridades escolares deberán de informar de inmediato a las autoridades educativas locales a fin de conocer las razones y hacer de conocimiento de padres o tutores las corresponsabilidad y obligación que tienen.

Las autoridades escolares también deberán establecer mecanismos para promover la detección temprana de contagios y para brindar apoyo socioemocional para los educandos y docentes.

Asimismo, establece que las clases presenciales podrán brindarse de manera escalonada, en el que la mitad de los grupos asistan dos días a la semana, la otra mitad otros dos días de la semana y el viernes sea destinado a cursos extraordinarios de recuperación, lo cual estará sujeto a la aprobación del Consejo Técnico Escolar de cada escuela.

Las consideraciones emitidas por la SEP establecen que los alumnos cuyos padres decidan renunciar al servicio presencial, serán incorporados a un programa de renivelación, el cual funcionará de acuerdo con las normas de control escolar que emita la Dirección General de Acreditación, Incorporación y Revalidación de Estudios.

Este tendrá como objeto valorar los conocimientos del educando durante el tiempo que se abstuvo de asistir a clases presenciales, para que a su regreso al ciclo escolar sea incorporado al nivel y grado pertinente conforma a sus conocimientos y aprendizaje obtenidos.

“Para efectos de que se considere al educando en dicho programa, deberá ser inscrito a una escuela, y manifestar por escrito que es su plena voluntad el dejar de asistir a clases presenciales; igualmente, deberá ser firmada por la madre, padre o tutor. Hecho lo anterior, las Autoridades Escolares reportarán a la Autoridad Educativa Local o, en su caso, a la Autoridad Educativa Federal en la Ciudad de México, con objeto de revisar el grado de abandono escolar en el Sistema Educativo Nacional durante el ciclo escolar 2021-2022”, indican.

Agrega que en el caso de las instituciones que impartan educación media superior que dependen de la SEP, a excepción del Instituto Politécnico Nacional, y escuelas particulares con Reconocimiento de Validez Oficial, podrán incrementar las opciones de regularización de asignaturas.

El alumno deberá ser inscrito a una escuela, y manifestar por escrito firmado por padres o tutores que no asistirá a clases presenciales y las Autoridades Escolares reportarán a la Autoridad Educativa Local.

“(Ello) con objeto de revisar el grado de abandono escolar en el Sistema Educativo Nacional durante el ciclo escolar 2021-2022”, indican.