Por segunda semana consecutiva, Necaxa arrastró el prestigio del equipo en la cancha, dejando mucho que desear, desde la calidad demostrada, hasta la actitud de los jugadores. La jornada nueve del Apertura 2021 será recordada por ser una de las peores exhibiciones de los Rayos en Aguascalientes, siendo superados durante los 90 minutos por Atlas, que tuvo una noche redonda y continúa sumando para meterse en la parte alta de la clasificación.
Guillermo Vázquez movió bastantes piezas en el once inicial y salió con Ángel Malagón, Brian García, Fernando Meza, Fabricio Formiliano, Agustín Oliveros, Alonso Escoboza, Jonathan González, Rubén González, Alejandro Zendejas, Ángel Sepúlveda y Rodrigo Aguirre. La realidad es que el equipo nunca tuvo buen manejo de pelota, con muchos jugadores en medio campo que no sabían qué hacer con la pelota en los pies. Las cosas se comenzaron a complicar cuando Fernando Meza salió lesionado por un choque que le costó un golpe fuerte en la rodilla, dejando el partido por lesión, siendo reemplazado por Julio González. Las cosas empeoraron cuando un mal rechace de la zaga local terminó con Julio Furch peinando la pelota en el área, Julián Quiñones se tiró una media tijera con el pase del argentino para vencer a Malagón y poner adelante a los Rojinegros.
El gol cayó como balde de agua fría para Necaxa, que se perdió totalmente en el campo, sin poder tener una respuesta a la derrota parcial. Alonso Escoboza perdió una pelota en la salida y Quiñones aprovechó, habilitando de gran forma a Furch, que dejó entrar la pelota en el área para acomodar el cuerpo y, de parte interna, marcar el segundo gol del Atlas. Para el segundo tiempo, Memo Vázquez movió la banca, mandando tres cambios en el entretiempo con las entradas de Alan Medina, Luis García y Adam Bareiro, que solamente partieron al equipo en dos e hicieron que la idea futbolística se perdiera por completo.
Apenas a los dos minutos del segundo tiempo, cayó el tercero para los Zorros, con una serie de rebotes dentro del área que fueron remates visitantes. La pelota quedó en el aire y Julián Quiñones, cabeceando, hizo inútil la estirada de Malagón, poniendo ya una ventaja definitiva. Atlas dominó la segunda mitad defendiendo su ventaja, pero sin sufrir llegadas de los Rayos que, por más que intentaban, no podían causar peligro. Incluso, la visita marcó el cuarto gol que fue anulado por una falta sobre Malagón. La única jugada de peligro en la meta del Atlas fue un cabezazo de Mauro Quiroga, que también ingresó en el complemento que Camilo Vargas sacó a mano cambiada.
Con un terrible desempeño, Necaxa cayó por tercer encuentro consecutivo, ahora siendo humillado por el Atlas, por un 0-3 más que contundente. Los Rojinegros llegaron a 16 unidades, que les son suficientes, de momento, para el tercer lugar de la tabla, mientras Necaxa se queda con 9 unidades, viviendo su segunda crisis del torneo.