Martín Aquino 
Agencia Reforma

Guadalajara, México.- La celebración del Día de las Madres, el 10 de mayo, será un festejo atípico a causa de la pandemia del coronavirus, y según expertos debe hacerse con distanciamiento, ese sería el mejor regalo.

“Creo que el distanciamiento, en este momento es fundamental, es una responsabilidad social y solidaria que tenemos hacia nuestra familia, nuestras madres”, dijo Teresa Prieto Quezada, profesora investigadora del Centro Universitario de Ciencias Económico Administrativas de la UdeG.

“Y va a ser un acto de amor en este tiempo, este distanciamiento; el festejo pues no debe ser físico, aunque a muchas madres les va a doler el no besar a sus hijos, no tomarlos de la mano, no charlar con ellos presencialmente”, añadió.

La académica explicó que esta pandemia es una gran oportunidad para entender la importancia “del otro”, de las relaciones familiares y sociales; y aunque lo más pertinente sería no visitar a las mamás para celebrar el 10 de mayo, habrá hijos que no resistirán.

“Una recomendación, por ejemplo, para aquellas familias que son muy religiosas, o que les gusta orar, meditar, pueden hacerlo en línea (vía Internet); que los hijos hagan una carta y la lean a su madre, que se reúna la familia (pero) en una reunión virtual para leer cartas, contar chistes, anécdotas familiares, hacer meditación si es que a la mamá le gusta eso”, apuntó Prieto Quezada.

“Hay que pensar que el mayor regalo que podemos dar en este momento, es quedarnos en casa. Pueden caer emocionalmente las madres y sentirse aisladas, con miedo, con incertidumbre, tener pérdida de sueño, pérdida de apetito, pueden caer en estrés o depresión, entonces hay que estar al pendiente de ellas, de su salud emocional y física”, acotó.

Por su parte, Flavio Miramontes Montoya, del Colegio de Psiquiatras de Jalisco, refirió que lo atípico que será el festejo del Día de las Madres generará situaciones de más tensión y sentimientos de culpa en hijos, por lo que recomendó reforzar la relación familiar y convivencia, haciendo uso de la tecnología, como las videollamadas.

“Tenemos que seguir las normas generales (ante pandemia), evitar tener contacto lo más que se pueda, aunque para muchos que tienen a su mamá va a ser un problema”, dijo.