Gustavo García Olguin 
Agencia Reforma

Monterrey, México.- Si el martes en la noche se vieron sorprendidos y alegres porque su pequeño kínder fue uno de los ganadores de la rifa de la Lotería Nacional relacionada al avión presidencial, ayer los habitantes de la comunidad de El Yerbaniz, en Aramberri, se preguntaron: ¿y ahora qué sigue?

En medio de la Sierra Madre, los habitantes de esta comunidad de unas 10 familias dicen que por lo general han sido olvidados por las autoridades y ahora no saben cómo se podrá utilizar el premio de 20 millones de pesos ni cómo cobrarlo.

Para empezar, dijeron, deberán de llegar un acuerdo entre todos.

“Estamos nerviosos y con gusto, porque es un beneficio para la comunidad”, dijo Karen Anahí, la tesorera de la escuela Preescolar Comunitaria 19INM_102786, que tiene siete alumnos de kínder y cinco de primaria.

“Es mucho (dinero) esto, y (está difícil) para saber cómo utilizarlo”.

Incluso, fuentes de la Delegación federal a cargo de Judith Díaz señalaron que tampoco saben cómo se realizará la entrega de los 20 millones de pesos.

Karen Anahí dijo que hace cerca de un mes el Gobierno federal les entregó ocho boletos de la rifa vinculada al avión, cada uno con la posibilidad de ganarse 20 millones de pesos de los 2 mil millones que se repartieron en 100 premios.

Quien se los entregó a ella, como tesorera de la escuela, fue uno de los llamados “Servidores de la Nación”, que trabajan haciendo censos y repartiendo apoyos federales.

El kínder opera con fondos federales porque es impulsado por el Consejo Nacional de Fomento Educativo, y hasta hace poco su única aula era de madera, aunque ya les construyeron otra de material.

Los habitantes de El Yerbaniz desconocen cómo administrarán el premio, pero señalaron que las carencias son más que evidentes, pues necesitan un mejor camino, una cerca para la escuela y electrificarla, y bancos y sillas, además de mejorar el sistema de agua del poblado.

“Apenas anoche (el martes) nos avisaron que nos habíamos sacado esto”, dijo Karen Anahí, “y no hemos platicado con los demás de aquí de la comunidad para ponerse uno de acuerdo, cómo se va a utilizar y así”.