La Liga continúa sufriendo los estragos del frío en el Alcoraz, estadio del Huesca, donde se sufrió un intenso clima bajo cero que complicó las acciones del partido ante el Betis que tiene muchas ausencias ya sea por lesión o por COVID-19. Todas estas bajas le abrieron la puerta al mexicano Diego Lainez que fue titular en el partido celebrando que hace dos años fue traspasado del América al Betis, viviendo ya muchas experiencias en el Viejo Continente.
Como se esperaba ante un equipo que pelea por el descenso, Lainez tuvo pocas oportunidades de abrir a la zaga rival, pero ha mejorado en su toma de decisiones dejando a lado siempre el desbordar y ahora manejando pases más certeros. Su trabajo defensivo fue destacado ayudando al equipo a no perder el orden. Los béticos fueron llevando el partido hasta que al 78′ un centro de Emerson a primer palo encontró la cabeza de Aissan Mandi que alcanzó a desviar la pelota que terminó dentro del arco rival.
La ventaja causó que el Huesca se fuera con todo por el empate, mismo que no consiguió ante las buenas intervenciones de Claudio Bravo. Al 95′ en un contragolpe Fekir colocó centro preciso para que Antonio Sanabria rematara de cabeza finiquitando la victoria 0-2 del Betis que consigue aire puro con los tres puntos que le permiten llegar a 23 unidades en la campaña, escalando a la décima posición de la tabla general. Lainez sumó 78 minutos en el partido cumpliendo con un buen partido, pero lo más importante es que está acumulando minutos dentro del terreno de juego que le permiten mejorar su ritmo y calidad.