Por FRANCISCO VARGAS M.

Interesante resultó la lidia de ocho toros a puerta cerrada que se llevó a cabo en la Plaza El Paseo de San Luis Potosí, astados que fueron de la ganadería zacatecana de San Antonio de Triana, misma que se ubica en el municipio de Villa de Coss, divisa color morado y blanco, propiedad de los Sucesores de don Manuel Ibargüengoytia y Llaguno.
En esta agradable tarde participaron los matadores de toros, el local Fermín Rivera, el mexiqueño José Mauricio, y el también potosino Carlos Rodríguez; así como los novilleros, el también local José Sainz y el queretano Luis Rodrigo Nieto.
Se informó que gracias a las buenas, bravas, nobles y francas embestidas que ofreció cada uno de los astados, los matadores de toros actuantes, así como los jóvenes novilleros, se dieron gusto toreando tanto con capa como muleta, realizando estupendas faenas diferentes cada uno de ellos con el sello y sentir personal, además que les permitió a todos afinar aspectos técnicos; continuando de esta manera su intensa preparación.
En el aspecto ganadero, se pudo apreciar las cualidades de cada uno de los toros, quedando contentos quienes manejan actualmente la citada dehesa.
Al final los toreros participantes se mostraron satisfechos por lo realizado en el ruedo de este bello coso potosino; en el cual siempre se confirma que: “La grandeza del toreo es la bella creación del arte, en donde se pone en juego la existencia de la vida sobre la muerte”. (pacovargas_@hotmail.com <mailto:pacovargas_@hotmail.com>)