Ya se encuentran a disposición de un juez de Control y Juicio Oral Penal, los tres presuntos responsables del feminicidio de una joven, ocurrido el pasado mes de noviembre en el fraccionamiento J. Gómez Portugal.
Se trata de la amiga de la ahora occisa, de nombre Guadalupe, de 33 años de edad; su ex esposo y el hermano de éste, quienes fueron los que privaron de la vida a la joven debido a que los había reconocido y temían que los denunciara a las autoridades.
De acuerdo a las investigaciones realizadas por elementos de la Fiscalía General del Estado, desde hace dos años Guadalupe inició una relación con la ahora occisa de nombre Andrea, que contaba con 25 años de edad.
Desde hace 15 días antes de la fecha de los lamentables hechos, Guadalupe se fue a vivir con Andrea, al domicilio de la madre de ésta, ubicado en la primera Privada Sagitario, en el fraccionamiento J. Gómez Portugal.
Debido a problemas económicos por los que atravesaba y al enterarse que en el domicilio de su amiga había objetos de valor, decidió cometer un robo y para ello se puso de acuerdo con su ex esposo.
Para llevar a cabo el hurto, dicho sujeto le pidió ayuda a su hermano de nombre Eduardo, a quien le prometió darle parte de lo robado.
Fue el del día 17 de noviembre a las 00:30 horas, que decidieron llevar a cabo el atraco, para lo cual la propia Guadalupe les permitió el acceso al domicilio. Sin embargo, Andrea los sorprendió y al saber de quiénes se trataba, decidieron quitarle la vida para evitar que los denunciara.
Fue hasta las 02:30 horas, que Guadalupe salió a pedir ayuda a unos vecinos y les dijo que se habían metido robar y le habían hecho daño a Andrea. Cuando llegaron los paramédicos, encontraron a la joven ya sin vida.
Una vez que elementos de la Fiscalía General del Estado iniciaron las investigaciones, detectaron ciertas anomalías, pues la puerta y ventanas del domicilio no presentaban daños, además de que mientras a Andrea le habían quitado la vida, a Guadalupe no la habían lastimado.
Fue mediante la revisión de una cámara de vigilancia de un domicilio, que se logró identificar el vehículo en el que se dieron a la fuga los presuntos responsables. De esta forma, se logró la detención de Eduardo en su domicilio ubicado en la colonia Pozo Bravo.
Se descubrió que dicho sujeto era el hermano del ex esposo de Guadalupe y que ambos habían participado en los hechos. Al tratar de detener a la pareja, se dieron cuenta que ya se habían dado a la fuga al estado de Baja California, donde días después fueron localizados y detenidos por las autoridades de aquella entidad.

¡Participa con tu opinión!