Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Aunque el Presidente Andrés Manuel López Obrador no pudo celebrar en México la aprobación de su reforma eléctrica, ayer festejó la iniciativa del Gobierno de Honduras para modificar las reglas del sector y cancelar contratos a las empresas privadas.
Fuera de protocolo diplomático, el Mandatario celebró que su homóloga Xiomara Castro impulse una ley eléctrica y programas sociales que permitirán hasta regalar la luz a los usuarios.
Los elogios de López Obrador desataron una ovación, y los invitados que se dieron cita en la Casa de Gobierno se pusieron de pie.
«Rompiendo el protocolo y el ceremonial, una posdata: Apoyamos la iniciativa de reforma eléctrica de la Presidenta Xiomara Castro», dijo, desde un micrófono que le fue prestado por el maestro de ceremonias.
«Es en beneficio del pueblo de Honduras, sobre todo de la mayoría del pueblo, que va a tener la posibilidad de contar con energía eléctrica barata, precios justos de energía eléctrica para el pueblo de Honduras, felicidades».
Previamente, Castro habló de las bondades de la reforma, que también ha desatado las críticas y preocupaciones del Gobierno de Estados Unidos.
«Por eso, en mi Gobierno impulsamos el Programa de la Red Solidaria y la reactivación del bono tecnológico productivo para los sectores agrícolas, así como la Ley de energía eléctrica para la reforma del sector», refirió.
«Nuestro programa universal que le brinda energía gratis, en sus casas, a 1 millón 400 mil familias ya está en marcha».
Durante un mensaje conjunto, los mandatarios no escatimaron elogios mutuos.
Castro retomó la consiga favorita de los seguidores del tabasqueño y para cerrar su discurso, soltó: «Mi abrazo solidario, Presidente; a Beatriz, su esposa. La diversidad y pluralidad cultural de nuestros pueblos es el motor de cohesión que hermana y, como dicen en México, es un honor estar con Obrador», expresó.
El visitante celebró que ambas naciones tengan como prioridades la defensa de la soberanía y el combate a la corrupción.

Mensaje al norte
López Obrador y Castro no solo coincidieron en su visión sobre el sistema eléctrico, sino sobre el llamado a Estados Unidos para no excluir a ningún país del continente de la Cumbre de las Américas.
«Compartimos con el Presidente López Obrador que en cualquier cumbre que se hable de las Américas deben de participar todos los países que integramos la comunidad americana», dijo la anfitriona.
En ese marco, el Mandatario mexicano consideró que Estados Unidos debe involucrarse de manera más clara para atender el fenómeno de la migración.
«No basta la voluntad de los latinoamericanos, necesitamos además que Estados Unidos se involucre de manera clara en la solución de un problema, que también le afecta, y que contribuya a financiar programas», pidió.
Durante la declaración pública, López Obrador reveló a Castro que el Presidente estadounidense Joe Biden tiene especial interés en la posibilidad de otorgar visas de trabajo a los hondureños.
«El 29 de abril tuve una conversación con el Presidente Biden y en ella volvimos a revisar la cooperación bilateral para el desarrollo de Centroamérica, en especial de Honduras, incluso me mencionó que estaban analizando la posibilidad de garantizar visas de trabajo para hondureños», afirmó.

¡Participa con tu opinión!