Fea victoria

Este viernes por la noche la afición de Aguascalientes regresó a las tribunas en el partido entre Necaxa y Atlético San Luis correspondiente a la Jornada 2 del GUARD1ANES 2021. Las acciones dejaron mucho que desear con dos conjuntos con pocas ideas ofensivas y mucha pelea en el mediocampo, los Rayos lograron sacar el resultado pero fue muy costoso al perder a uno de sus hombres más importantes de la plantilla por una aparatosa lesión.
La primera llegada fue para la visita con un cabezazo a balón parado que Malagón controló fácilmente, la respuesta llegó rápido al 8′ cuando Maxi Salas recorrió todo el campo luego de recuperar un rebote en córner en contra, el argentino habilitó a Ian González que se enfilaba solo al arco, pero un mal control del español tiró la buena jugada. González tuvo su revancha al 29′ con su pierna derecha que encontró la pelota proveniente de un gran centro de Zendejas, pero nuevamente falló echando el balón por encima.
Sin más que contar llegó el complemento que empezó mal para Necaxa al sufrir la expulsión de Fernando Arce por doble amarilla; el partido cayó en un bache horroroso con nula emoción que fue causando el enojo del respetable que se hizo presente en el Victoria. Las emociones se reactivaron hasta el 73′ cuando Barragán casi acaba con su sequía goleadora metiendo un buen cabezazo que Alex Werner sacó con tremendo manotazo. El momento feo del partido ocurrió tres minutos después, el delantero Nico Ibáñez desplazó a Unai Bilbao en la línea de gol peleando la pelota, el defensor de Necaxa terminó en el suelo y al momento de caer se hirió la rodilla con la publicidad en una escena espantosa por lo aparatosa de la herida que fue bastante grande, el español abandonó el partido tras esa jugada.
En el último suspiro del partido Alejandro Andrade fue derribado dentro del área, lo que le permitió a Necaxa tener un penal a favor. Ian González se quitó el peso de las fallas y cobró fuerte y cruzado, abriendo la pizarra y otorgando un poco de alegría a la gente luego de un partido con muy pobre espectáculo. La emoción no se detuvo ahí, ya que al 95′ se señaló otro penal, ahora a favor de la visita por una mano de Mario de Luna en el área que fue checada por el VAR. Pablo Barrera tuvo la oportunidad de empatar el juego, pero su disparo se fue al estacionamiento en un remate tristísimo. Los Rayos sacaron la victoria por la mínima diferencia con un hombre menos, sumando sus primeros tres puntos del torneo y ahora trabajarán pensando en su siguiente rival que será Toluca.