Desde una perspectiva religiosa, la imagen de la Virgen de Guadalupe constituye un referente espiritual para los creyentes, transmitiendo un mensaje de esperanza que trasciende las barreras del tiempo y las circunstancias. En un contexto global de incertidumbre, la figura de la Virgen Morena emerge como un símbolo de consuelo y fe.

Este 12 de diciembre, el Santuario de la Virgen de Guadalupe en Aguascalientes se convierte en un centro de veneración para los devotos de la patrona de México.

Carlos Alberto García Zavala, párroco del Santuario, señaló que la devoción a la Virgen ha incrementado en los últimos años, especialmente después de la pandemia. Es notable la afluencia de fieles que visitan el Santuario durante las festividades para rendir homenaje y buscar consuelo en su figura.

El padre Gandhi también comentó sobre la tradición de vestir a los niños como San Juan Diego, reflejando la devoción y gratitud hacia la Virgen María. Esta costumbre no sólo preserva las tradiciones mexicanas, sino que también inculca la fe y la devoción en las nuevas generaciones.

El docenario, que culmina el 12 de diciembre, representa un período de especial significado para los devotos. Durante estas fechas, miles de personas se congregan en el Santuario para rendir tributo a la Virgen. El Padre destacó la masiva participación durante esta festividad, que junto con el Quincenario de la Virgen de la Asunción, constituye un evento central en la diócesis.

Respecto a las medidas sanitarias para mañana, recomendó a las personas con síntomas respiratorios abstenerse de asistir o, en su caso, utilizar cubrebocas para protegerse y proteger a los demás. Informó que se celebrarán misas a lo largo del día para prevenir aglomeraciones.

Para concluir, exhortó a la comunidad a honrar a la Virgen de Guadalupe con actos de bondad y compasión hacia los más necesitados. Subrayó que mostrar amor y solidaridad es la mejor manera de celebrar a la madre de Guadalupe, fomentando así mejores prácticas cristianas y humanitarias.