La volcadura de un vehículo en la carretera federal No. 70 Oriente provocó que un hombre muriera de manera instantánea, mientras que el conductor, que fue identificado como un comandante de custodios del Cereso para Varones “El Llano”, resultó gravemente herido.
El ahora occiso fue identificado como José Antonio, quien contaba con 40 años y vivió en el municipio de El Llano.
El trágico accidente se registró el domingo a las 02:40 horas, sobre la carretera federal No. 70 Oriente, a la altura del Rancho “Los Aguilares”, entre el salón de eventos “La Herradura” y el entronque con la carretera estatal No. 43, en el municipio de El Llano.
Las víctimas viajaban en un automóvil Nissan Sentra, color blanco, con placas de circulación AAA-557-A de Aguascalientes, que está asignado a la Dirección de Centros Penitenciarios del Estado.
Al lugar del accidente acudieron elementos de la Guardia Nacional, policías preventivos de El Llano y policías estatales, además de las ambulancias UE-12 y UE-13 de la Coordinación Municipal de Protección Civil de Aguascalientes.
Debido a que el cadáver de José Antonio quedó atrapado en el interior de la unidad automotriz, fue necesaria la presencia de Bomberos Municipales de Aguascalientes para poder liberarlo.
Mientras tanto, el lesionado que fue identificado como Luis Eduardo, de 45 años, fue trasladado al HGZ No. 2 del IMSS donde quedó internado.
Al lugar del accidente acudió el director del Cereso “Aguascalientes”, licenciado Juan Carlos Mayoral Esparza, quien lo identificó como comandante de custodios en el Cereso “El Llano”.
Elementos de la Guardia Nacional fueron testigos del momento que el coche Nissan Sentra, que se desplazaba por la carretera federal No. 70 Oriente en sentido de poniente a oriente, fue impactado por alcance por una camioneta que se desplazaba a exceso de velocidad.
Lo anterior provocó que Luis Eduardo perdiera el control y tras salirse de la cinta asfáltica hacia su derecha, el coche terminó por volcarse aparatosamente.
Los elementos de la Guardia Nacional fueron en persecución del conductor responsable del accidente, pero debido a que no lograron alcanzarlo, decidieron regresar para ayudar a las víctimas.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron al lugar de la tragedia los agentes del Grupo Homicidios de la PDI, el personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del Ministerio Público de Hospitales de la FGE.