José de Jesús López de Lara

Una mujer taxista murió en un accidente automovilístico, registrado en el crucero de avenida Siglo XXI Oriente y calle José Luis Cuevas, en el fraccionamiento Pintores Mexicanos.
Una pasajera identificada como Patricia, de 43 años, resultó gravemente herida y se encuentra hospitalizada en condición crítica.
El coche que las impactó era conducido por un joven que resultó ser familiar de un juez Calificador del Centro de Justicia Municipal de la SSPM y estaba bajo los influjos de las bebidas alcohólicas.
Quien murió en el Hospital Hidalgo mientras estaba recibiendo atención médica fue una mujer identificada como Janet, de 37 años conductora del taxi Nissan Tsuru, modelo 2013, color rojo y número económico 3438.
El otro conductor involucrado y quien fue detenido por policías viales fue identificado como Eduardo, de 29 años, quien conducía un coche Chrysler 300C, color blanco y placas de circulación HHK-4976 del estado de Texas, Estados Unidos.
Los trágicos hechos se registraron el sábado a las 07:50 de la mañana, en avenida Siglo XXI Oriente y esquina con la calle José Luis Cuevas, hasta donde llegaron policías preventivos del Grupo de Operaciones Especiales y del Destacamento “Terán Sur”, además de policías viales y dos ambulancias de la Coordinación Municipal de Protección Civil, siendo en la UE-52 donde las dos lesionadas fueron trasladadas al Hospital Hidalgo.
Se estableció que el vehículo de alquiler se desplazaba por la lateral de avenida Siglo XXI Oriente en sentido de sur a norte y al llegar al cruce con la calle José Luis Cuevas intentó incorporarse a dicha arteria y dio vuelta a la izquierda.
Sin embargo, dicha maniobra provocó que se atravesara al paso del coche Chrysler 300C, que se desplazaba en la misma dirección pero por la calzada principal. Su conductor no pudo evitar colisionar violentamente, proyectando al vehículo de alquiler hacia los pilares de acero que sirven de protección del puente a desnivel, derribando un poste de alumbrado público.
La maniobra realizada por la taxista está prohibida, ya que para incorporarse a la calle José Luis Cuevas, tuvo que rodear por la calle Raúl Anguiano y dar vuelta hacia la calle Hermenegildo Bustos. Tras la muerte de la conductora del taxi, acudieron al Hospital Hidalgo el agente del Ministerio Público de Hospitales, personal de la Dirección de Investigación Pericial y agentes del Grupo Homicidios de la PME.