Un joven de entre 15 a 17 años de edad aún no identificado, decidió terminar con su existencia al suspenderse con un lazo que amarró a un objeto fijo y el otro extremo a su cuello, siendo descubierto por una persona que pasaba por el lugar. A pesar por los intentos de los cuerpos de emergencia, nada se pudo hacer para evitar la tragedia, de la cual se desconocen las causas que obligaron al adolescente a tomar la fatal decisión.
Eran alrededor de las 13:42 horas, cuando el número de emergencia 911 atendió el reporte en el que solicitaban la presencia de los rescatistas, toda vez que una persona de sexo masculino se encontraba suspendida atada a un árbol ubicado sobre la carretera número 52 que conduce a la comunidad Los Arquitos. Con esos datos, elementos de la Policía Estatal, preventivos de Jesús María y paramédicos del ISSEA se trasladaron al sitio del reporte, al llegar lograron entrevistarse con la persona que realizó el macabro hallazgo, al tiempo que efectuaban las labores de asistencia correspondientes, percatándose que la persona ya no contaba con signos vitales.
La víctima vestía un pantalón de mezclilla azul y sudadera del mismo color, llevaba también una mochila blanca. Finalmente, fue solicitada la intervención de personal pericial, quienes se encargaron del levantamiento del cadáver.