En una vivienda ubicada en la colonia La Soledad se registró otro suicidio más, esta vez protagonizado por un hombre que se ahorcó con un cable de la luz en el área de la sala-comedor.
El ahora occiso respondía al nombre de Miguel Ángel y contaba con 32 años, desconociéndose los motivos que lo orillaron a tomar la fatal decisión.
Fue a las 17:18 horas del lunes, cuando en el C-4 Municipal se recibió un reporte en el sentido de que en una casa ubicada en la calle Jamay, en la colonia La Soledad, había sido encontrada una persona del sexo masculino suspendida del cuello, por lo que se requería urgentemente la presencia de los paramédicos.
De inmediato se trasladaron a la dirección señalada los policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, así como la ambulancia ECO-420 del ISSEA.
Al hacer su arribo fueron informados que ya habían descolgado a Miguel Ángel, pero se encontraba inconsciente y no respondía a ningún estímulo. Al momento de que los paramédicos procedieron a brindarle los primeros auxilios, confirmaron que lamentablemente ya había muerto.
El propietario de la vivienda, quien dijo llamarse Jorge, de 43 años, manifestó que le rentaba la casa-habitación al ahora occiso y durante el tiempo que tuvo de conocerlo no se percató que tuviera algún problema.
Manifestó que ayer por la tarde escuchó un fuerte grito de la niña de 11 años, por lo que al acudir a ver lo que había ocurrido, la pequeña le informó que había encontrado a su papá ahorcado en la sala.
Señaló que al ingresar a la casa encontró al señor Miguel Ángel suspendido con un cable alrededor del cuello, por lo que de inmediato lo descolgó y llamó a los servicios de emergencia. Tras confirmarse la muerte de esta persona, se presentó en el lugar de los hechos el agente del Ministerio Público de Hospitales, personal de la Dirección de Investigación Pericial y los agentes del Grupo Homicidios de la Policía de Investigación.