Un aparatoso accidente automovilístico tipo volcadura fue el que se registró el domingo por la noche en la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del municipio de Pabellón de Arteaga.
En la unidad automotriz viajaban seis integrantes de una familia, entre ellos cuatro niños, quienes resultaron lesionados.
Este percance se registró a las 19:20 horas, sobre la carretera federal No. 45 Norte, a la altura del puente vehicular elevado que se ubica en el crucero con la carretera estatal No. 19 que conduce al municipio de San José de Gracia.
Hasta ese lugar, acudieron las unidades B9 y 02 de Bomberos Municipales y Protección Civil de Pabellón de Arteaga, además de unidades de la Guardia Nacional.
Volcada sobre su toldo, fue localizada una camioneta Dodge pick up, color blanco y con placas de circulación del estado de Oklahoma, Estados Unidos, la cual tenía desprendido el neumático delantero izquierdo.
El conductor, que fue identificado como José Juan, de 27 años, y quien presentaba aliento alcohólico, resultó lesionado, al igual que su esposa Mireya, de 25 años, y los cuatro hijos de ambos, siendo tres niñas de 9, 5 y 4 años, así como un niño de un año.
Todos ellos fueron atendidos por paramédicos que arribaron en ambulancias del ISSEA y de Cruz Roja, siendo únicamente la señora Mireya y su hija de 5 años quienes requirieron ser trasladadas al Hospital General de Rincón de Romos para su valoración médica.
Se estableció que la camioneta Dodge pick up circulaba a exceso de velocidad por la carretera federal No. 45 Norte en sentido de norte a sur, cuando antes de llegar al crucero con la carretera federal estatal No. 19 y el conductor se disponía a subir el puente vehicular, repentinamente perdió el control y se impactó contra la barrera metálica de contención.
Lo anterior provocó que la camioneta terminara volcándose de manera aparatosa, además de que se le desprendió la llanta delantera del lado izquierdo.
Cabe destacar que a punto estuvo de ocurrir una tragedia, pues metros atrás se desplazaba un tráiler tipo pipa, cuyo chofer, al ver la volcadura de la camioneta, de inmediato aplicó los frenos y, gracias a que no circulaba a exceso de velocidad, logró detener la marcha a escasos metros de distancia.