La aprobación de las reformas a la Ley de Protección a los Animales para el Estado de Aguascalientes representa un paso importante, pero aún queda mucho por hacer en la lucha por una legislación más justa y efectiva, afirmó Priscila González Alvarado, presidenta de la Asociación Ángeles con Patitas Aguascalientes quien dijo que es esencial que tanto las autoridades como la ciudadanía se comprometan a seguir avanzando en esta causa.
Afirmó que están contentos de vayan avanzando, aunque sea de manera lenta, las modificaciones a la Ley de Protección a los Animales para el Estado. Subrayó que, a pesar de los avances, aún quedan muchos aspectos por abordar. Recordó que la reforma actual es una parte de la iniciativa integral que se dividió en cinco segmentos para facilitar su aprobación.
Enfatizó que, aunque se ha logrado un progreso, aún falta mucho por hacer, especialmente en la implementación efectiva de estos cambios en todos los municipios del estado. «Necesitamos mucho más. En algunos municipios hay Centro de Bienestar Animal y en otros no. Entiendo que ahora se integra la atención veterinaria y el trato digno también en los centros de control, pero esto debe extenderse a todos los municipios para asegurar un trato digno a los animales que llegan allí”.
Sin embargo, expresó sus dudas sobre la ejecución de estas reformas en localidades que carecen de centros de control, solicitando más información y retroalimentación sobre el tema. Otro punto crucial abordado fue el tema de las sanciones por maltrato animal, por lo que la activista señaló que las sanciones actuales son insuficientes y que la ley debe ser más estricta para disuadir el maltrato animal. «El tema de los castigos y sanciones sigue pendiente. La legislación federal limita las acciones locales, lo que dificulta la imposición de sanciones más severas. Necesitamos juntar firmas para poder modificar la ley y hacer que las sanciones sean más estrictas”.
Además, subrayó la necesidad de una colaboración más estrecha con las autoridades locales para asegurar que las nuevas leyes se implementen de manera efectiva. «Ojalá que nos tomen más en cuenta. Queremos que los castigos no sean solo monetarios. Necesitamos sanciones que incluyan tiempo en la cárcel y que dejen antecedentes penales, para que realmente se sienta el peso de la ley», finalizó.