Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Gobierno federal desmanteló en 2019 el anterior esquema de producción y entrega de medicamentos oncológicos y las nuevas empresas que contrató no le están resolviendo el problema de desabasto.
La Secretaría de la Función Pública (SFP) inhabilitó hasta agosto de 2025 a una proveedora de la India de medicamentos oncológicos y de alta especialidad, que ya se colocaba como una de las principales competidoras del mercado.
Se trata de Accord Farma, filial en México del consorcio Intas Pharmaceuticals, que en los tres primeros años de este sexenio se convirtió en una de las proveedoras más recurrentes del sector salud para compras oncológicas, con 74 contratos por 485 millones de pesos.
La empresa no surtió al ISSSTE mil 234 envases del medicamento Docetaxel Anhidro, para tratamiento de cáncer de mama, en un pedido de 2019 que era para un total de 5 mil 214 envases.
Accord tiene una fábrica especializada en oncológicos en Toluca, bajo la razón social Farmabiot, y otra más para biotecnológicos, lo que se suma a siete plantas en India y dos en Reino Unido.
Accord comenzó a crecer en 2019 y en 2021 ganó no solo contratos en concurso del sector salud, sino también cinco en la licitación consolidada de la Oficina de Servicios para Proyectos de Naciones Unidas (UNOPS).
Debido a ello le impuso una inhabilitación de 3 años y 9 meses y una multa de 1.9 millones de pesos.

¡Participa con tu opinión!