A más de una semana de arranque del segundo periodo del ciclo lectivo 2020-2021, la directora de Educación Básica del IEA, Lourdes Carmona Aguiñaga, informó que actualmente un grupo de 15 instituciones educativas de secundaria enfrentan faltantes de maestros por asignatura que suman 200 horas a la semana, esto derivado por distintas razones como incapacidades médicas o por permisos.
Explicó que en estos casos la sustitución de maestros es complicada porque la faltante responde a pocas horas y resulta inviable contratar a un maestro por dos o tres horas, lo que obliga a que cada escuela secundaria haga una propuesta de quién puede cubrir esa asignatura entre su mismo personal docente vigente, siempre y cuando cumpla con el perfil recomendado.
Estos procesos no resultan ser sencillos ni inmediatos, porque se cuida el perfil para que la asignatura sea cubierta por alguien con conocimientos y que guiará a sus estudiantes. Por ese motivo, los directores tienen un enorme reto y cuando encuentran a su opción se normalizan las actividades académicas de esa materia.
En entrevista con El Heraldo, la directora de educación básica comentó que este tipo de faltantes no se envía a las listas de prelación, ya que no resulta conveniente llamar a un profesor para laborar sólo dos horas a la semana, y por esa razón no las aceptan.
Ante ello, el mismo personal de la institución educativa hace una propuesta con gente que trabaja ahí y que tiene el tiempo y los conocimientos para cubrir esas horas de asignatura frente al grupo.
Comentó que por cada institución educativa que requiere de un profesor por asignatura se relaciona con uno o dos grupos, en sus respectivos turnos. Ya en el acumulado suman 200 horas en las distintas asignaturas y las que suelen tener mayor problema para cubrirlas son aquellas que tienen poca carga horaria, es decir una o dos horas a la semana.
Finalmente, mencionó que estas situaciones son cotidianas en el quehacer educativo y por esa razón las escuelas deben notificar rápidamente sus propuestas y normalmente se puede llevar hasta dos semanas el encontrar al profesor adecuado.