Alfredo González
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.-Para 302 mil 848 jóvenes menores de 30 años en el País la recuperación del empleo formal no ha llegado aún con la pandemia, muestran datos del IMSS a junio pasado.
La cifra anterior representa el 69 por ciento de las 438 mil 156 plazas laborales que al cierre de la primera mitad del año faltan para alcanzar el nivel prepandémico, de febrero del 2020.
Iván Rivas Rodríguez, director de la Coparmex en Nuevo León, urgió a los diferentes niveles de Gobierno a implementar nuevas estrategias y programas de apoyo que combatan el desempleo de los jóvenes.
“La situación es crítica, porque estamos hablando de que egresan miles de jóvenes de las universidades cada año”.
Agregó que es una lástima que el Gobierno federal no ponga en marcha medidas de apoyo que permitan a la economía aprovechar el bono demográfico que ahora experimenta, para elevar su productividad y competitividad.
“Sería interesante ver cuál es la tendencia para este rango de edad, pero hay factores que deben tenerse en cuenta como lo es el hecho de que los jóvenes no están todavía vacunados, que no es el caso de los de arriba de 40 años, cuando muchos empleadores cuidan mucho que sus colaboradores estén sanos”.
Señaló que mientras haya mano de obra calificada y abierta, existe la tendencia a buscar después de la pandemia a gente de experiencia en un entorno de sobreoferta de mano de obra.
Al reactivarse la economía, dijo, muchas empresas perdieron en su plantilla a trabajadores de experiencia al estar imposibilitados a pagarles en medio de un paro por la emergencia sanitaria.
“De nuestros socios, el promedio de edad de sus colaboradores es de 37 años, las empresas tienden a mantener a los colaboradores de entre 30 y 40 años, por la experiencia”.
Descartó que en Nuevo León haya un fenómeno de que los de menor edad concurran al programa de prácticas en empresas “Jóvenes Construyendo el Futuro”, cuyo presupuesto del 2020 fue de 120 mil millones de pesos, de los cuales sólo gastaron 27 mil millones.
Las cifras del IMSS muestran que afortunadamente en el caso de Nuevo León los empleos perdidos de jóvenes con la pandemia ya se pudieron recuperar.
Al cierre de junio, ya hubo mil 404 más que en febrero del 2020, aunque por sexo los hombres aún mostraron un déficit de 2 mil 485.
En el neto se obtuvo un resultado favorable en la Entidad, porque las mujeres jóvenes sobrepasaron el umbral prepandémico en 3 mil 889.