Llama la Asociación Iberoamericana para la Igualdad de Género a los diputados locales, a que revisen nuevamente el tema del feminicidio recientemente aprobado y adecuarlo a lo que marca la legislación federal, además de considerar sanciones o despidos para aquellos funcionarios públicos que no juzguen con perspectiva de género, destacó su presidenta Mabel Haro Peralta.

En ese sentido, estableció que la presente Legislatura Local dio un gran paso en cuanto a la aprobación del feminicidio como delito autónomo en Aguascalientes, sin embargo, el problema radica en los operadores de los Centros de Justicia, los peritos, jueces y ministerios públicos que tienen que estar excelentemente capacitados en cuanto al conocimiento de los protocolos tanto a nivel nacional e internacional, que han firmado México y Aguascalientes.

“Tienen que estar bien capacitados para poder llevar a un feminicida a sentenciarlo, a juzgarlo, porque ahí es donde nos vamos a atorar, ahí es donde a lo mejor los diputados no contemplaron porque desconocen, o a lo mejor piensan que las cuestiones de las mujeres no son importantes”.

Mabel Haro Peralta puntualizó que la problemática se presenta desde que la afectada levanta una denuncia y en el propio aparato de justicia discriminan a las víctimas y les hacen ver que las culpables son ellas por haberse dejado.

Por tal motivo, la activista pugnó porque en una nueva revisión en la que los diputados contemplen sanciones a los servidores públicos del aparato de justicia que no juzguen con perspectiva de género, en caso de un feminicidio o violencia general hacia las mujeres.