A más de dos años de que se prohibiera en la ciudad el uso de plásticos de un solo uso, la iniciativa privada considera que la respectiva ley no ha sido pareja por igual incluso quedando a deber, al existir negocios que ofrecen supuestos productos biodegradables sin que en verdad lo sean. Con la finalidad de evitar que la legislación no sea letra muerta, solicitaron a las autoridades correspondientes emprender acciones de vigilancia, desde el primer cuadro de la ciudad y hasta las zonas de la periferia de la misma.
El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), José Álvarez, indicó que por su parte, los negocios afiliados a la misma han cumplido en su totalidad, por lo cual no han sido ni amonestados ni sancionados por la autoridad. Si bien el uso de plásticos biodegradables al principio resultaba más costoso, hoy en día, existen diferentes marcas a precios competitivos, por lo que dijo no hay razón para que no se respeten las medidas a favor del medio ambiente.

De acuerdo con un estudio de Greenpeace México, cada año en nuestro país:
· 13 millones de toneladas de plástico son vertidas en nuestros mares.
· Se producen más de siete millones de toneladas de plástico al año.
· El 48% es destinado a envases y embalajes.

“Tenemos más de dos años con el uso de plástico biodegradable. Hemos hecho alianzas con proveedores a nivel local y nacional y seguimos trabajando con productos reglamentados. Sin importar el giro del negocio, es fundamental que todos hagan lo mismo y se pueda preservar el planeta…” José Álvarez, Canirac