Falta de entrenamiento perjudica

Mientras que algunos deportistas encontraron la forma de seguir su camino en su disciplina y prepararse rumbo al siguiente año, otros se vieron en la necesidad de reacomodar prioridades y metas ya que tuvieron que cambiar completamente su estilo de vida ante el confinamiento. Tal es el caso de Idalia Chávez que dejó el running y la natación por un tiempo ante los problemas para entrenar.
“Practicaba natación todos los días a las 6 am en la Alberca Olímpica, cuando comenzó la pandemia se cerraron centros deportivos y siendo natación un deporte que no se puede practicar por cuenta propia, tuve que dejar de hacerlo. En cuanto al running aproveché los meses de cuarentena para quedarme en casa y recuperarme de lesiones pasadas, después fue difícil regresar a la misma rutina. Asistía a entrenamientos con un equipo de corredores por las tardes que debido a esto también dejaron de entrenar por esos días. Entonces prácticamente el deporte pasó a segundo plano en mi vida. Aun dedico algunos días para correr, pero no en la misma medida en la que lo hacía con anterioridad
A pesar de estos obstáculos “Dolly” como la conocen sus allegados sigue tratando de recuperar la rutina que tenía antes de la pandemia. “Intenté ejercicio en casa, con aplicaciones y videos en línea. También recurrí a otro tipo de disciplinas como yoga, en las que no necesitaba mucho equipo ni espacio, ya que eso era algo que me limitaba un poco. Empecé a utilizar aplicaciones como zoom para hacer ejercicio a distancia con mis amigas”.
“Tenía planes para hacer un triatlón en valle de Bravo el 6 de junio y participar en dos travesías de aguas abiertas que eran en Veracruz y en Michoacán, una la cancelaron mientras que por falta de entrenamiento no pude viajar a la segunda. Igualmente, por esta falta de entrenamiento no pude participar en los 21km del Maratón Aguascalientes” confesó Chávez sobre las competencias perdidas este año.
En cuanto a los retos que tuvo que enfrentar en año de pandemia, Dolly Chávez aceptó que fueron demasiados los sectores que cambiaron en su día a día. “Primero acostumbrarse a la nueva forma de convivir, manteniendo distancia, usando cubrebocas, etc. Segundo la incertidumbre que genera esta situación en la que no se sabe si los espacios de entrenamiento seguirán abiertos, si cambiarán las normas de seguridad o si alguna competencia se realizará. Y, por último, las limitaciones que hay para practicar deporte, por ejemplo, en natación, regresamos a nadar algún tiempo, pero no en la misma medida, el tiempo de clase era menor para dar espacio entre clase y clase”.
“Creo que lo que más he aprendido de esto es a disfrutar de cada actividad que realizo. Intento dejar de hacer las cosas por obligación o búsqueda de reconocimiento y eso me ha ayudado a frenar la inercia de la vida que llevaba antes de esto” finalizó.

CONÓCELA
Idalia del Carmen Chávez Vázquez
Edad: 28 años
Disciplinas: Natación y Running
Experiencia 2 y 3 años