Defraudadores se aprovechan del dolor humano, para hacer negocio lucrativo, destacó el director de Regulación Sanitaria del ISSEA, Octavio Jiménez Macías, al alertar a la población de la falsificación de un medicamento contra el cáncer; recomendó no dejarse timar con sustancias adulteradas que se venden en más de 40 mil pesos.

Se trata de una “copia” del producto Herceptin (Trastuzumab). Por disposiciones nacionales, se ha reforzado la vigilancia en los estados para asegurar el producto. Principalmente se acude a farmacias especializadas y hospitales que manejan medicamentos oncológicos.

Explicó que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) ha realizado una investigación a partir de la denuncia presentada por Laboratorios Roche, por la falsificación del producto citado, cuya presentación es de frasco ámpula, de 440 mg.

Se ha identificado que el producto presuntamente falsificado ostenta los siguientes lotes: N7101B03 B3018, N7086B02 B3016, N3818B02 B3048, N3834B01 B3053 y N3839B01 B3055.

El producto original es fabricado por Roche, con número de registro sanitario 202M2000 SSA IV; está indicado para el tratamiento del cáncer de mama y cáncer gástrico avanzado.

El Producto Falsificado no presenta la impresión del precio que se realizó en la cara del código de barras; además, la cantidad de polvo es mayor en el producto falsificado.

Asimismo, no presenta la impresión de la doble hélice azul en el casquillo del frasco vial; al agregar el diluyente no se disuelve; y presenta una gran cantidad de humedad por lo cual se queda adherido a las paredes del frasco.

La Cofepris continuará las acciones de vigilancia para evitar que productos con calidad deficiente representen un riesgo a la salud de la población, a través de la suspensión y clausura de establecimientos que los distribuyan o comercialicen, así como de los servicios de paquetería y mensajería con servicios nacionales o internacionales que participen en el comercio de los mismos, imponiendo las sanciones administrativas que resulten procedentes.

El funcionario comentó que es más lucrativo falsificar los medicamentos que son muy costosos, que robarlos, por lo que hay que estar alertas.