Una movilización policiaca se registró en calles de la colonia Emiliano Zapata, luego que se localizaron varias coronas de muerto frente a una finca, por lo que el propietario presumió que se trataba de una amenaza de muerte contra él y su familia.
Al final todo quedó en falsa alarma, pues se estableció que un pepenador las había dejado en ese lugar, ya que pretendía venderlas en una funeraria de esa zona.
Fue a las 08:40 de la mañana cuando un habitante de la colonia Emiliano Zapata, reportó al C-4 Municipal que frente a una finca de su propiedad que se ubica en la calle Antonio Díaz Soto y Gama y esquina con avenida Siglo XXI, había encontrado varias coronas de muerto, por lo que tenía temor de que se tratara de una advertencia contra él y su familia.
El reporte fue atendido por policías preventivos del Grupo de Operaciones Aéreas de la SSPM, quienes al hacer su arribo detectaron dos coronas de muerto y seis arreglos florales.
Asimismo, en el lugar se encontraba una bolsa de plástico color negro, por lo que con todas las medidas de seguridad procedieron a revisarla, percatándose que contenía únicamente basura.
Minutos después llegó a ese sitio un pepenador de nombre Juan, de 38 años de edad, quien manifestó que las coronas de muerto y los arreglos florales los encontró en un contenedor de basura que se ubica atrás del templo de las Tres Ave Marías. Señaló que debido a que estaban en buen estado, decidió llevárselas con la intención de venderlas en una funeraria que se ubica en la colonia Emiliano Zapata.