La supuesta presencia de hombres fuertemente armados que viajaban en dos camionetas pick up y que circulaban en convoy por calles del municipio de Cosío, provocaron una fuerte movilización policiaca.
Al final se estableció que se trataba de personal de las Fuerzas Rurales, por lo que todo quedó en una falsa alarma.
Fue el pasado domingo por la tarde cuando en el número de emergencias 911 se recibieron reportes donde se informaba que, en calles del municipio de Cosío, habían sido detectadas dos camionetas que circulaban en convoy y en las cuales viajaban hombres fuertemente armados.
Algo que llamó la atención, fue que en los reportes se indicaba que al frente del convoy iba una patrulla de la SEDENA con militares escoltándolos.
De inmediato se procedió a dar seguimiento a los sospechosos a través de las cámaras de vigilancia del C5i, al tiempo que se implementaba un operativo por parte de policías estatales, policías preventivos de Cosío y agentes de la Guardia Nacional.
Más tarde, se informó que habían sido interceptadas las dos camionetas sospechosas, pero al momento de investigar a sus tripulantes, se confirmó que se trataba de personal de las Fuerzas Rurales que se encontraban realizando recorridos de vigilancia en la zona.