José de Jesús López de Lara

Un impresionante operativo policiaco se registró la tarde-noche del lunes en el fraccionamiento Los Laureles, luego de que sicarios intentaron ejecutar a un distribuidor de drogas apodado “El Pepino”.
A pesar de que lo atacaron a balazos, su objetivo logró escapar ileso.
Los agresores escaparon en un automóvil Chevrolet Chevy, color blanco que había sido robado con violencia durante el transcurso del lunes.
Los violentos hechos se registraron aproximadamente a las 19:00 horas, cuando varios sicarios que viajaban en un automóvil Chevrolet Chevy Monza, color blanco y placas de circulación de Aguascalientes, interceptaron sobre la calle Circuito Laurel Poniente y esquina con la calle Circuito Alcornoque, a un individuo identificado con el apodo de “El Pepino”, de 33 años.
Repentinamente y con el auto en movimiento, uno de los sicarios intentó ejecutarlo y comenzó a dispararle, pero al parecer la pistola tipo escuadra se le “encasquilló” y eso permitió que la víctima escapara.
Al lugar del fallido intento de ejecución llegaron policías preventivos del Destacamento “Terán Sur”, “Terán Norte” y del Grupo de Operaciones Especiales, quienes implementaron un despliegue policiaco por toda la zona.
Minutos después, el coche Chevy Monza fue encontrado abandonado en la calle Cultura Nazca, en el fraccionamiento Miradores. Se estableció que la unidad automotriz había sido robada con violencia en el transcurso del lunes.
Al lugar de la agresión arribaron agentes de la Policía de Investigación y peritos de la Dirección de Investigación Pericial, además de agentes de la UMAI de la SSPM, quienes aseguraron dos casquillos percutidos y un casquillo sin percutir calibre 9 mm.