La canción ranchera está de luto. A los 90 años de edad, Guillermina Jiménez Chabolla, conocida artísticamente como Flor Silvestre, falleció en su rancho «El Soyate», en el municipio de Villanueva, Zacatecas.
La actriz y cantante, quien se consolidó durante la época de oro del cine mexicano, estuvo casada con el afamado músico Antonio Aguilar y procreó cinco hijos, entre ellos el reconocido intérprete Pepe Aguilar. Debido al sentimiento con el que interpretaba, se le conoció como ‘El Alma de la Canción Ranchera’.
Flor Silvestre, nació un 16 de agosto de 1930 en el estado de Guanajuato. Las causas de sus deceso no han sido de momento dadas a conocer. (Por Rubén Torres Cruz)