Víctima de Covid-19 y tras dos semanas de estar hospitalizado, falleció esta tarde el llamado Obispo de los pobres, Arturo Lona Reyes. Su deceso se registró en el municipio de El Barrio La Soledad, en Oaxaca.
El padre, se llegó a distinguir por su preferencia por los pobres y por recorrer las comunidades indígenas principalmente de la región del Istmo de Tehuantepec. Además fue partícipe de diversas luchas sociales como la teología de la liberación.
Arturo Lona Reyes, nació en Aguascalientes un primero de noviembre de 1925.
En 2008 fue galardonado con el XVI Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo” como “reconocimiento a toda una vida entregada en la defensa y promoción de los Derechos Humanos de los pobres e indígenas de Huejutla, Hidalgo y en Tehuantepec, Oaxaca”. Sufrió 11 atentados contra su persona a lo largo de su vida.(Por Rubén Torres Cruz/Heraldo Digital).