Por FRANCISCO VARGAS M.

Siempre es difícil dar a conocer el fallecimiento de un personaje o miembro de la familia taurina, pero más cuando se trata de un amigo, porque se agolpan todos los recuerdos y momentos que en vida disfrutamos, lo que hace difícil poner los dedos en cada tecla para redactar la noticia.
Eso sucede en estos momentos que con enorme tristeza damos a conocer el lamentable fallecimiento del conocido torero y ganadero Rafael Iñiguez Ruiz mejor conocido en el medio como “El Rivereño”, quien murió este miércoles 11 de noviembre a las 01:30 horas a la edad de 74 años, debido a la grave cornada mortal que le dio ese terrible y temible toro llamado “Coronavirus”.
Rafael Iñiguez Ruiz, nació el 24 de octubre de 1946, en Jocotepec Jalisco; en la Riviera del Lago de Chapala, de ahí su sobrenombre de “El Rivereño”, y su infancia la vivió en Yahualica.
Siendo joven “El Rivereño” partió a los Estados Unidos, propiamente a California, donde trabajó como cuidador de caballos en algunos ranchos.
Regresó a México y de inmediato se enamoró de la fiesta brava, conviviendo con personajes y toreros de los setentas hasta llegar a vestir el terno luces al convertirse en novillero con caballos, actuando en importantes plazas como Guadalajara, Durango, San Luis Potosí, Yahualica, Aguascalientes, entre otras muchas más, logrando triunfos basados en su tauromaquia, entrega y gran valor.
Posteriormente contrajo nupcias en el año de 1973, con Rosalina Rangel Dorado, hija del reconocido ganadero don Celestino “Tato” Rangel Aguilar, dueño de Garabato, quien al morir deja la ganadería a su hija quien conjuntamente con su esposo se hicieron cargo del manejo de la dehesa divisa color gualda y rojo, con fecha de fundación de 1870, y que se ubica en el municipio de Pabellón de Arteaga, Aguascalientes.
Otra de las pasiones de “El Rivereño” como de su señora esposa Rosalina, fueron los caballos, prueba de ello fue que en el año de 1981 pusieron la “Escuela de Equitación de Aguascalientes”.
Su cuerpo fue cremado y la Misa será hoy jueves a las 12:30 horas en el Templo de Santo Toribio, ubicado en la avenida San Francisco de los Viveros, #1431, Ojocaliente 3; el Novenario iniciará mañana viernes en el Templo de La Merced, por confirmar la hora.
Amigo Rivereño, seguro estoy que te encuentras ya en cielo, disfrutando de la Gloria de Nuestro Padre Dios. Gracias amigo por todos esos momentos que nos regalaste a todos, mucho te extrañaremos; estarás siempre en nuestra mente. ¡Descansa en Paz! (pacovargas_@hotmail.com)