Roberto García
Agencia Reforma

CDMX.- La lucha libre mexicana se ensombreció la noche de ayer con el fallecimiento del icono de la lucha libre mexicana José Luis Alvarado Nieves, Súper Porky, a los 58 años de edad.
Blue Demon Jr. fue el encargado de difundir la noticia del deceso de quien en sus inicios fuera conocido como Brazo de Plata, quien se caracterizaba por su gran carisma dentro de los cuadriláteros.
Al anuncio del Demonio Azul, se sumaron las confirmaciones del Consejo Mundial de Lucha Libre (CMLL) y la Triple A, empresas donde Súper Porky viviera sus mejores años junto con sus hermanos El Brazo y Brazo de Oro.
Aunque hasta el cierre de esta edición no se habían dado a conocer las causas de su fallecimiento, en los últimos meses el de la Dinastía Alvarado Nieves había acusado problemas de salud, particularmente de movilidad y requería prótesis en su hombro, cadera y rodilla izquierda.
En sus 44 años de carrera, Súper Porky militó en variedad de empresas y el circuito independiente, con éxitos en los que acumuló en sus vitrinas 9 máscaras y 18 cabelleras.
Además, Súper Porky cedió su legado a sus hijos Psycho Clown, Máximo y Goya Kong, quienes continúan con la tradición familiar en la lucha libre mexicana.