Si bien Aguascalientes no es zona sísmica, es una entidad donde atraviesan fallas y grietas que deben estar monitoreadas permanentemente, sobre todo cuando se llegan a registrar réplicas de los movimientos telúricos que se dan en otras partes del país y repercuten aunque en mínima dimensión en la entidad.
Ante esto, es que se ha hecho la supervisión en zonas de Aguascalientes donde se localizan fallas y grietas más activas en la entidad, a fin de verificar su comportamiento y si acaso han tenido algún desplazamiento o reactivación, señaló el titular de la Secretaría de Gestión Urbanística y Ordenamiento Territorial, Armando Roque Cruz.
Indicó que es un trabajo que se hace por parte del Comité Interinstitucional de Fallas y Grietas, integrado por profesionistas ingenieros civiles y geólogos principalmente, quienes colaboran para dar seguimiento a esta condición del terreno.
“Uno de los pendientes por el movimiento de tierra reciente se tiene sobre la colonia Estrella, al oriente de esta capital, en donde el año pasado se tuvieron algunas afectaciones principalmente en el Templo de María Estrella de la Evangelización, de ahí que se fue a hacer una revisión por esa zona”.
Refirió que es la parte oriente donde se han registrado más movimientos en los últimos tiempos, de ahí que la revisión igualmente se hizo en el fraccionamiento Misión de Santa Fe y avenidas cercanas al Bona Gens y en López Mateos, en donde se tiene una grieta muy notoria con hundimiento considerable, que amerita la atención permanente.
No obstante, comentó que en las últimas semanas no se ha tenido ninguna afectación o daño notorio, al menos no producto del sismo que tuvo epicentro en Oaxaca y que llegó a sentirse en algunas partes de esta capital.
“Por lo pronto, se ha hecho un dictamen de los lugares visitados y no hay daños que puedan significar algún riesgo a los ciudadanos, ya sea a la estructura de viviendas o edificios aledaños a las grietas identificadas en esta entidad”.