Abel Barajas
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- La Fiscalía General de la República (FGR) sufrió un revés en su intento por conseguir nuevas órdenes de aprehensión contra ex funcionarios implicados en el caso de la Estela de Luz.

Un juzgado de distrito negó seis órdenes de captura a la FGR contra integrantes de la empresa paraestatal III Servicios y otros supuestos implicados, relacionados con la ejecución del proyecto y la contratación de las empresas Gutsa Infraestructura y Proyectos y Desarrollos de Infraestructura.

La autoridad judicial rechazó librar las aprehensiones por el delito de uso indebido de atribuciones y facultades.

En un principio, la Subprocuraduría de Delitos Federales apeló la negativa ante el Cuarto Tribunal Unitario Penal de esta ciudad. Sin embargo, después reconsideró su estrategia y decidió retirar su impugnación.

La Fiscalía solicitó la devolución del expediente para volver a replantear su acusación y, eventualmente, volver a pedir las aprehensiones.

Las capturas negadas por falta de elementos fueron las de Juan Alberto Bravo Hernández, ex asesor técnico administrativo de la empresa III Servicios, José Gustavo Petriz Pinot, residente de obra designado por la misma empresa, Elías Cruz Vargas, Heli López Hinojosa, Jaime Morales Castillo y Carlos Sánchez Gutiérrez.

La solicitud de aprehensiones fue elaborada con base en una denuncia que presentó el 18 de enero de 2012 el ex diputado del Partido Verde Pablo Escudero, en ese entonces presidente de la Comisión de la Función Pública de la Cámara baja.

Su denuncia originalmente fue presentada por el delito de fraude y se basó en un análisis del Colegio Mexicano de Ingenieros Civiles A.C., que concluye que los costos del monumento fueron inflados hasta en 375 millones de pesos.