La difusión de información falsa a propósito de COVID-19, se ha convertido en un tema a cuidar, pues esto podría llegar a ser tan peligroso como la propia pandemia, ya que favorece prácticas no saludables que han devenido en aumento en los contagios y complicaciones en el tratamiento a pacientes.
Esto lo dejó de manifiesto Salvador de León Vázquez, catedrático de la UAA, quien resaltó que el periodismo colaborativo se ha convertido en una alternativa que permite a los comunicadores informar de manera certera frente a la pandemia por SARS-CoV-2 en México.
Refirió que en la actualidad, lleva a cabo un estudio cualitativo, cuyo objetivo consiste en analizar los problemas que han devenido en la práctica periodística a raíz del brote infeccioso y la declaratoria de crisis sanitaria mundial.
Desde su perspectiva, sería importante que los comunicadores formen parte de comunidades periodísticas que contribuyan a la circulación de información verificada, pues de emitir contenidos tergiversados, las consecuencias podrían ser de más riesgo, inclusive que la pandemia, según lo ha dejado de manifiesto la Organización Mundial de la Salud.