Antonio Baranda y Claudia Guerrero
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El Presidente Andrés Manuel López Obrador se alista para dar jaque mate en la Corte e imponer a una Ministra.
El Senado rechazó ayer la terna que propuso el Presidente Andrés Manuel López Obrador para ocupar la vacante disponible en la Suprema Corte.
Al no avalar la terna integrada por Bertha Alcalde, María Estela Ríos y Lenia Batres, la Cámara alta abrió la posibilidad de que el Presidente López Obrador designe directamente a una Ministra vinculada a su movimiento.
Desde la mañana de ayer, AMLO destacó los vínculos de las funcionarias propuestas para la Corte.
«Las tres están muy vinculadas con nosotros, las conozco desde hace tiempo. ¡Cómo no! Es un orgullo para mí, pero al mismo tiempo es gente honesta, son mujeres honestas, íntegras, incapaces de cometer una injusticia, incorruptibles», destacó el Mandatario.
Aunque Bertha Alcalde, Comisionada de Operación Sanitaria de la Cofepris, obtuvo la mayoría de votos, 58 en una primera votación y 68 en una segunda vuelta, no alcanzó la mayoría calificada.
Así, el Presidente deberá enviar otra terna, pero si ésta es rechazada nuevamente, podrá designar directamente a la nueva integrante de la Corte.
Quienes se perfilan ahora para ser integradas en la nueva terna son Verónica de Gyvés, consejera de la Judicatura, y Ernestina Godoy, Fiscal de la Ciudad de México.
«Todo es una simulación y eso es intencional, vendrá otra terna y pasará lo mismo, para que a final decida el Presidente», tronó el senador de Movimiento Ciudadano, Luis David Ortiz.