En la presente contingencia sanitaria por el COVID-19, la Dirección de Salud Pública del Municipio de Aguascalientes ha inspeccionado más de 1,800 comerciantes ambulantes con venta de alimentos, apercibió a más de 60 tianguistas y otros 15 propietarios de piedras en los mercados públicos por mantener sus áreas con basura y falta de limpieza.

Su titular, Federico Moreno Flores, señaló que hay intenso trabajo en los tianguis porque familias completas acuden a esos espacios e incluso se enojan cuando se les notifica que deben caminar con un metro y medio de distancia.

Por parte de los mil 800 comerciantes ambulantes vendedores de alimentos en la vía pública, se ha encontrado prudencia pues la mayoría trae cubreboca, cubrepelo, tienen botes para lavarse las manos con jabón y gel antibacterial, además de contar con bote para depositar basura.

Asimismo han estado cumpliendo con las disposiciones de la Dirección de Mercados en el sentido de que no pueden usar bancos para que se siente la gente a comer, lo hacen de pie ya que se les pide que mantengan la sana distancia.

En cuanto al operativo en los mercados públicos, señaló que se han encontrado los pasillos llenos de basura, se advierte a los comerciantes porque deben tener impecables sus zonas de trabajo y que no obstruyan los espacios para el tránsito de los consumidores.

Los mercados públicos con mayores observaciones son el Terán, el de La Purísima, el Morelos, el de Cerrito de la Cruz y el de Gómez Farías. Los quince comerciantes apercibidos argumentan que la basura la dejan sus clientes al limpiar sus legumbres y la tiran al suelo. Sin embargo, aclaró que la responsabilidad del comerciante es mantener sus espacios limpios.