CDMX.- Un amigo, guía, líder y genio de la televisión es como Sandra Smester, colegas y allegados recordarán a Alberto Ciurana, quien falleció este martes por complicaciones de COVID-19 a los 60 años.
Smester, vicepresidenta ejecutiva y directora general de Azteca Uno, no sólo perdió un gran jefe, sino un amigo, un hombre que incluso consideraba como parte de su familia.
“Al ver esa experiencia, todo su recorrido por la vida, la forma en que él veía los contenidos y su audiencia y respeto a ésta, creo que con eso me quedaré yo por siempre, vino a reevaluar ese tema y hacerlo aún más prominente en mi carrera”, afirmó Smester en entrevista.
Ciurana nació el 26 de octubre de 1961 en Guadalajara, Jalisco. A los 16 años, asumió la dirección de Comunicación Social de Guanajuato y, aunque tenía el interés de desarrollarse en el campo de la política, el destino lo condujo por otro rumbo: el entretenimiento.
Al cumplir la mayoría de edad, y con la experiencia que había recolectado, Raúl Velasco lo nombró coordinador general de producción del programa Siempre en Domingo, en Televisa. Durante más de 15 años, trabajó en la televisora de San Ángel.
Para 2012, recibió el cargo de presidente de programación y contenido de Univisión Networks, lo que lo llevó a instalarse en Estados Unidos. Pero, en 2017, se integró a TV Azteca con el puesto de director general de distribución y contenido.
Los más de 30 años de trayectoria se reflejan en el trabajo de Ciurana, especialmente porque, a su partida, él dejó cimientos firmes en la televisora del Ajusco. (Froylán Escobar/Agencia Reforma)