Benito Jiménez y José Díaz Briseño
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO: Néstor Isidro Pérez, alias «El Nini», jefe de seguridad de «Los Chapitos», fue extraditado a una Corte de Estados Unidos para el juicio en su contra por la conspiración para el tráfico e importación de fentanilo, posesión de armas y lavado de dinero, informaron autoridades estadounidenses.

«Esta mañana fue extraditado a Estados Unidos Néstor Isidro Pérez Salas, también conocido como ‘El Nini’. Alegamos que ‘El Nini’ fue uno de los principales sicarios o asesinos del Cártel de Sinaloa, y fue responsable del asesinato, la tortura y el secuestro de rivales y testigos que amenazaron la empresa criminal de narcotráfico del cartel», informó el Departamento de Justicia de los Estados Unidos.

«También alegamos que ‘El Nini’ era parte de la producción y venta de fentanilo por parte del Cartel de Sinaloa, incluso en los Estados Unidos. Agradezco a nuestros homólogos del Gobierno mexicano por sus extraordinarios esfuerzos para detener y extraditar a El Nini», añadió.

«Me uno al Fiscal general Merrick B. Garland @TheJusticeDept al celebrar este gran logro para nuestros pueblos, el cual evidencia una vez más las grandes cosas que nuestras naciones pueden lograr juntas», posteó por separado el Embajador de EU en México, Ken Salazar.

«El Nini» enfrenta en EU dos órdenes de captura.

El 22 de febrero de 2021, un gran jurado en el Distrito de Columbia presentó una acusación contra Néstor Isidro Pérez imputándole cargos de conspiración para tráfico de cocaína y metanfetamina, posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos, y represalias contra testigos.

El 4 de abril de 2023, otro gran jurado federal en el Distrito Sur de Nueva York presentó una acusación contra Pérez Salas y otros de sus cómplices, por participar en una empresa criminal, conspiración para la importación de fentanilo, conspiración para el tráfico de fentanilo, posesión de ametralladoras y dispositivos destructivos y lavado de dinero.

Días después de su captura se celebró la audiencia para su extradición, pero la defensa del capo logró un amparo contra esa medida tras alegar tortura.

Pérez Salas es considerado un objetivo prioritario para el Gobierno federal, pues es señalado como uno de los líderes del aparato de seguridad de Los Chapitos.

«El Nini», según una ficha del Departamento de Estado de EU, trabaja directamente para Iván Archivaldo Guzmán Salazar, hijo del ex capo del Cártel de Sinaloa, Joaquín «El Chapo» Guzmán y es también uno de los líderes y comandantes de los «Ninis», un grupo de personal de seguridad «particularmente violento» para la seguridad de Los Chapitos.

Según la Admnisitración del Control de Drogas de EU (DEA, por sus siglas en inglés), el Cártel de Sinaloa, a través de «Los Chapitos», es en gran medida responsable del flujo masivo de fentanilo a ese país en los últimos años.

El 22 de noviembre pasado, las fuerzas federales implementaron un despliegue para detener a «El Nini» que implicó el uso de dos aeronaves.

De acuerdo con el parte oficial, Pérez Salas, de unos 30 años, fue localizado en la Colonia Colinas de la Rivera, en la calle Villa Choix, entre Villa Culiacán y Villa Palos, a las 13:27 horas de ese día.

En los operativos que llevaron a su captura y traslado al Aeropuerto Internacional de Culiacán, las fuerzas federales reportaron una serie de balaceras en al menos tres puntos de la ciudad.

En total, fueron desplegados 300 elementos del Ejército, Fuerza Aérea, Marina, FGR y autoridades locales, para esas tareas, dieron a conocer fuentes castrenses.

Además del detenido, también fueron asegurados vehículos y armas.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ofrecía una recompensa de 3 millones de dólares por información que condujera al arresto de Pérez Salas.

El jefe de seguridad de «Los Chapitos», se le escurrió dos veces al Gobierno federal.

Así lo aseguró el 24 de noviembre el Secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, quien además señaló que «El Nini» participó en las agresiones a las fuerzas de seguridad durante el operativo para capturar a Ovidio Guzmán, «El Ratón», en Culiacán.

Extradición a semanas de queja de la DEA

La extradición de Pérez Salas a EU llega sólo dos semanas después de que Anne Milgram, la jefa de la DEA, asegurara en el Capitolio que era necesario que México hiciera «mucho más» en la lucha contra los cárteles que trafican con fentanilo a EU.

«La cooperación (con México) ha sido dispareja y que necesitamos mucho más…Hemos tenido algunas extradiciones. Hemos visto a las autoridades mexicanas destruir algunos laboratorios, pero hay más trabajo por hacer y nos gustaría mucho hacer alianza junto con México para hacer esto», dijo Milgram entonces.

De acuerdo con información divulgada por el Capitolio de inicios de mayo, el Gobierno de México tenía pendientes 13 extradiciones pendientes de ejecutar relativa a blancos del narcotráfico prioritarias para la DEA entre las que presumiblemente se encontraba entre otras la de Pérez Salas.

A decir del Servicio de Investigación Legislativa del Congreso de EU, el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador extraditó un total de 81 fugitivos a EU en 2022, el último año para el que existen estadísticas anuales, pues aún no hay claridad de los números para 2023.