Minutos de angustia pasaron integrantes de una familia originaria del municipio de Asientos, quienes casi se convierten en víctimas de una extorsión telefónica. La intervención de los elementos de la Policía Estatal, Cibernética y preventivos, evitaron se consumara el delito.
Alrededor de las 16:00 horas, los oficiales recibieron el reporte en el que informaban que sobre la calle Josefa Ortiz de Domínguez era requerida su intervención, toda vez que una madre de familia había recibido una llamada en la que le solicitaban el depósito de efectivo a cambio de supuestamente volver a ver a su hija. Al llegar, los policías lograron entrevistarse con quien dijo llamarse Rosa, de 57 años de edad, madre de Fátima, la joven que había salido de su domicilio repentinamente sin decir a dónde se dirigía, y que a pesar de que había intentando comunicarse con ella, no había logrado tener éxito. Fue así que tras tranquilizar a la mujer, los uniformados le recomendaron no realizara el pago de ninguna cantidad, iniciando así la búsqueda de la joven que finalmente fue detectada cuando deambulaba calles a la redonda.
Al ser abordada, la mujer refirió que había recibido una llamada en la que le indicaron que saliera de su casa o de lo contrario le harían daño a su familia, a quien tenían vigilada. Tras informarle que sus seres queridos se encontraban bien, la abordaron a la patrulla, trasladándola a su domicilio, en donde se reunió finalmente con su progenitora.